Trabajador de Correos cargando un camión / EP
Trabajador de Correos cargando un camión / EP

La huelga de Correos obstaculizará el servicio de entrega de paquetes por el Black Friday

Los sindicatos convocantes plantean paralizar también el servicio de paquetería de la compañía de cara a la campaña de Navidad

Guardar
Periodista
Actualizado: 25/11/2022 00:14 h.

Los trabajadores de Correos se levantan por la mejora de sus condiciones laborales y lo hacen atacando al servicio de paquetería de la compañía en Barcelona. La mayoría de los sindicatos con representación en la plantilla, como CGT, CNT o SitPcte han convocado una huelga que incluye una paralización del servicio de entrega a domicilio de paquetes de cara al próximo 28 de noviembre.

Según han explicado desde CGT a Metrópoli, esto se traduce en decenas de miles de paquetes que no llegarán en las fechas programadas, millones si se contempla toda Catalunya o España, pues las reclamaciones se están llevando a cabo a nivel estatal. Además, esta paralización del servicio podría alargarse de cara a la campaña de Navidad.

Con la llegada del Black Friday, son muchos los ciudadanos que aprovechan las ofertas para avanzarse a las compras navideñas o esperan a este momento para adquirir ciertos productos. De hecho, lo que empezó como un día de rebajas, tras pocos años se ha convertido en un periodo que en muchos negocios dura ya varias semanas debido al éxito en ventas que supone. 

Por ello, explican a este medio, a lo largo de esta última semana se ha estado viviendo un pico de llegada de paquetes, que se van acumulando a la espera de que se efectúe el reparto. Paralizar el servicio un día como el próximo lunes, detallan, supondría causar "grandes retrasos en el reparto" en el servicio de paquetería de la compañía. Por el momento, esperarán a los datos de adhesión a la huelga -que esperan que oscile entre el 30 y el 40%- y, de no haber progresos en el marco de las negociaciones del actual convenio colectivo, también han planteado alargar los parones a la campaña de Navidad.

El concejal Jaume Collboni, la alcaldesa Ada Colau, el ministro Jose Luis Ábalos, el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano y Pere Navarro (CZFB) / EP - DAVID ZORRAKINO
El concejal Jaume Collboni, la alcaldesa Ada Colau, el ministro Jose Luis Ábalos, el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano y Pere Navarro (CZFB) / EP - DAVID ZORRAKINO

MEJORAS DE LAS CONDICIONES LABORALES

Los sindicatos denuncian que llevan trabajando enmarcados en un convenio laboral caducado desde 2014. También que a lo largo de los últimos años no han parado de perder poder adquisitivo. En declaraciones a este medio, calculan que hasta la fecha, los trabajadores han perdido aproximadamente el 20% debido a las subidas anuales del IPC y la constante negativa a equiparar los sueldos al coste de la vida. 

Vehículo de reparto de Correos / EUROPA PRESS
Vehículo de reparto de Correos / EUROPA PRESS

También piden que la compañía contrate a más personal para poder satisfacer la carga de trabajo, así como que se rebaje la jornada laboral semanal de las 37,5 horas actuales a las 35 horas. Asimismo, reclaman un "servicio postal de calidad", y es que los sindicatos convocantes creen que la compañía "busca el dinero" y por ello está potenciando su servicio de paquetería (estableciéndose como competencia en España de gigantes como Amazon) a costa de funciones tradicionales como la entrega de cartas. Finalmente, los sindicatos han programado en Barcelona una manifestación el próximo lunes, a las 11:00 horas, en la plaza del Doctor Letamendi y hacen un llamamiento a la participación ciudadana.

En este sentido, Correos ha detallado que mantiene una negociación fluida con los sindicatos mayoritarios y que, en el seno de estas conversaciones, se ha logrado una convocatoria de 7.757 nuevas plazas -la mayor en décadas- y el incremento salarial del 3,5%. También han explicado que las huelgas convocadas actualmente están encabezadas por sindicatos minoritarios que no ratificaron el incremento retributivo. 

SIN ADHESIÓN DE CC.OO Y UGT

Denuncian también que CC.OO y UGT, sindicatos que no se han adscrito por el momento al parón, han negociado un aumento del 3,5%, cifra que no llega a suplir ni la mitad de las pérdidas programadas de cara este año por la inflación, que prevén que oscile entre el 8 y el 9%. 

Desde UGT han recordado que el pasado mes de junio ya se llevó a cabo una huelga general en la que ya se protestó por un presunto "desmantelamiento" de Correos y por la aplicación de una subida salarial de tan solo un 2%. Asimismo, el sindicato también ha concordado con que se esté potenciando el servicio de paquetería en detrimento del postal por cuestiones meramente económicas.

Por su parte, CCOO ha explicado que se encuentran en "un proceso de movilización permanente" y no descartan nuevas movilizaciones en un futuro. No obstante, detallan a este medio que antes de hablar de los salarios, hay que "definir el modelo postal que queremos". Con respecto a las acusaciones vertidas, recuerdan que el incremento salarial inicial era del 2% y que fue gracias a los dos sindicatos mayoritarios (que representan a más del 70% de los trabajadores) que se logró subir hasta el 3,5%. Asimismo, aseguran que prefieren no entrar en discusiones con otras formaciones y respetan el derecho a la movilización del resto de organizaciones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.