El Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) ha cerrado pistas deportivas al aire libre para evitar contactos que faciliten la propagación del coronavirus mientras las autoridades sanitarias trabajan en la identificación de los focos que han ocasionado un rebrote en la ciudad, con más de cien casos.

La alcaldesa de L`Hospitalet, Nuria Marín, que ayer pidió máxima precaución ante el rebrote, ha adelantado a la agencia EFE que la próxima semana se creará un comité de seguimiento del rebrote. La primera edil del consistorio también ha explicado que se está a la espera de que las autoridades sanitarias les informen este domingo sobre los nuevos focos en la segunda ciudad más grande de Cataluña, donde los casos han pasado de 30 a 107 en una semana.

LOS JÓVENES, LOS MÁS PROPENSOS A LA IRRESPONSABILIDAD

Marín ha argumentado que, entretanto, el consistorio ha decidido cerrar instalaciones deportivas al aire libre en parques de la ciudad para evitar contactos, sobre todo entre los jóvenes que se concentran en ellos para jugar al baloncesto, y ha vuelto a hacer un llamamiento a la responsabilidad para frenar la expansión de la COVID-19. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.