El hombre más rico de Rusia ha llegado a Barcelona. Leonid Mikhelson, quien según Forbes cuenta con una fortuna de 2.000 millones de euros, ha atracado su yate Pacific en el OneOcean Port Vell. La embarcación, que tiene 85 metros de eslora, está valorada en 133 millones de euros y ha llegado a la capital catalana tras navegar por Italia y la Costa Brava, según ha informado Crónica Global.

INVERSIÓN DE CAPITAL RUSO

Esta no es la primera vez que Mikhelson se deja ver por el litoral español. Ya lo hizo en la temporada estival de 2016, cuando se rumoreaba que tenía voluntad de hacerse con múltiples propiedades en municipios de alto nivel, como Sant Andreu de Llavaneres.

Lo cierto es que la llegada del multimillonario coincidió con rondas de inversión de capital ruso en la zona comprendida entre Barcelona y la frontera con Francia, entre las que destaca el superhotel Alàbriga de Sant Feliu de Guixols, promovido por el empresario rusoalemán Valery Scherer.

INTENCIONES DESCONOCIDAS

Pese a este precedente, se desconoce cuales son las intenciones que han motivado a Mikhelson, quien es consejero delegado de la gasista Novatek, a atracar en la capital catalana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.