Holanda ajustó este lunes las recomendaciones de viaje a Barcelona y sus alrededores, zonas que pasan a estar en color naranja, que aconseja solo los viajes estrictamente necesarios, y urgió a sus ciudadanos a regresar de inmediato a Países Bajos y hacer una cuarentena a su regreso.

En una actualización del mapa donde se recogen las recomendaciones de viaje a España, el Ministerio holandés de Exteriores ha explicado que solo recomienda viajar a Barcelona y toda su periferia "si hay una razón necesaria", por lo que "se insta urgentemente a no hacer viajes turísticos" a la ciudad condal.

AUMENTO DE CONTAGIOS

El ministerio ha añadido que el número de contagios por COVID-19 ha aumentado en la ciudad catalana y sus municipios periféricos, por lo que estas zonas pasan de estar representadas en amarillo, que sí permite viajes turísticos, al color naranja, y recuerda que el tráfico hacia y desde la comarca leridana del Segrià está ya prohibida por las autoridades locales.

El Ejecutivo urge a los ciudadanos que ya se encuentren de visita en Barcelona y el Segrià, ambos ahora en color naranja, a que regresen pronto a Países Bajos y se sometan a una cuarentena domiciliaria de 14 días.

HORARIO DE RESTAURACIÓN LIMITADO

Aunque mantiene en amarillo a la región de Aragón, recuerda que ya se aplican allí medidas más estrictas para controlar los contagios de coronavirus, por lo que se insta a que la gente se quede en casa, y recuerda que los restaurantes y terrazas abren solo "de forma limitada".

El Gobierno holandés pide también a sus ciudadanos mantenerse alerta "cuando vayan de viaje a España" porque un empeoramiento de la situación puede producirse a "un ritmo rápido", y seguir las recomendaciones sobre riesgos y seguridad que den las autoridades locales y holandesas

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.