El edificio de la calle Granada de Badalona en riesgo de desprendimiento / CEDIDA
El edificio de la calle Granada de Badalona en riesgo de desprendimiento / CEDIDA

La Guardia Urbana de Badalona malbarata recursos en la vigilancia de una finca “segura”

Una patrulla policial custodia el edificio día y noche aunque el arquitecto municipal dice que no existe peligro de derrumbe

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta
Actualizado: 23/05/2022 12:12 h.

Vigilancia policial las 24 horas del día para un edificio desalojado en Badalona. La construcción, ubicada en el número 19 de la calle de Granada, sufrió el pasado marzo un derrumbe de parte de la fachada. El incidente obligó a los vecinos a ser evacuados y reubicados en el Hotel Ibis de Santa Coloma de Gramenet

Más de dos meses después, el edificio del barrio de La Pau continúa en el mismo estado. A pesar de no haber sufrido desde entonces ninguna alteración grave en su estructura, dos agentes de la Guardia Urbana custodian el inmueble día, tarde y noche. "Un derroche de efectivos y también a nivel económico", explican fuentes policiales a Metrópoli.

"SE PIERDEN PATRULLAS"

Algunos agentes del cuerpo dicen estar "hipotecados" en ese puesto: "Si se cubren con agentes de un turno se pierden dos policías para otros servicios o, lo que es lo mismo, una patrulla. Si se cubren los tres turnos con agentes de horas extraordinarias, al Ayuntamiento le cuesta unos 1.000 euros al día", aclaran.

Los policías creen que el consistorio no tendría que "vigilar" una finca privada. "Lo puede hacer en un primer momento, pero no debería ser algo continuado. Quien tiene que poner los medios es el propietario", opinan los funcionarios.

DECRETO DE EMERGENCIA

El Ayuntamiento, por su parte, ha explicado a Metrópoli que "a día de hoy existe un decreto de emergencia" que obliga a mantener a la Guardia Urbana vigilando el edificio.

Por otra parte, el consistorio informa que las primeras horas después del derrumbe de marzo, el jefe de disciplina urbanística municipal envió un escrito a cada vecino con los plazos que tenían para hacer las obras necesarias, que corren a cargo de la comunidad. 

El edificio de la calle Granada de Badalona en riesgo de desprendimiento / CEDIDA

El edificio de la calle Granada de Badalona en riesgo de desprendimiento / CEDIDA

Sobre el estado del inmueble, fuentes municipales aseguran que "no existe peligro de derrumbe. Es seguro", en palabras del arquitecto municipal. Las mismas fuentes dicen estar a la espera de que la propiedad haga las obras pertinentes y que el mismo arquitecto las certifique. "Cuando esto pase, el Ayuntamiento permitirá que las personas desalojadas vuelvan a vivir en su casa".

OTRAS SOLUCIONES

Aunque el edificio, según el consistorio, es seguro, la Guardia Urbana continúa custodiando la zona. "El Ayuntamiento no ha encontrado otra solución", denuncian los agentes. "Un vallado provisional podría servir. O tapiar la puerta o ponerle un candado", proponen.

Defienden que una vigilancia en días alternos sería suficiente para evitar los posibles conflictos o situaciones que podrían derivarse, como por ejemplo un intento de okupación.

EDIFICIOS EN MAL ESTADO

A cinco minutos de distancia de la calle Granada, otro edificio se derrumbó parcialmente el pasado 4 de abril. El incidente tuvo lugar en la calle de Isaac Albéniz, cerca de la comisaría, y también obligó a desalojar al vecindario. En aquella ocasión, los residentes pudieron regresar a las dos horas y solamente se mantuvo precintada una habitación del primer piso.

El edificio que sufrió un derrumbe parcial en abril en Badalona / CEDIDA
El edificio que sufrió un derrumbe parcial en abril en Badalona / CEDIDA

VIGILANCIA PERMANENTE DE EDIFICIOS

Las fuentes policiales definen como un "mal endémico" la vigilancia de fincas. Hace unos meses, Metrópoli informó de la situación de la Torre Codina, un edificio municipal que custodiaba un guardia las 24 horas del día. Éste llegó incluso a vivir en la propiedad.

En aquel momento, el sindicato policial PSU explicó a este medio: "Evidentemente, la vigilancia de edificios municipales la hacemos nosotros, pero en turnos rotativos de ocho horas". El sindicato denunció que el edificio no tenga ningún uso actual, "cuando se podría utilizar para algo más provechoso para la ciudad: servicios sociales, un albergue o un comedor social, no para que viva un funcionario público".

Al cierre de este artículo, la vigilancia policial en la calle Granada de Badalona continuaba vigente.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.