Fachada del edificio en disputa por los dos grupos de okupas
Fachada del edificio en disputa por los dos grupos de okupas

VÍDEO: Dos grupos de okupas se lían a puñetazos por un edificio en el Raval

El Sindicat d'Habitatge del Raval trata de desalojar a un grupo de migrantes de un inmueble en disputa

Guardar
Periodista
Actualizado: 02/10/2020 14:49 h.

Estupefacción entre los coletivos okupas de Barcelona. Miembros del Sindicat d’Habitatge del Raval y un grupo de okupas se enfrentaron ayer jueves a puñetazos por un edificio en disputa.

Se trata de un bloque okupado situado en el número 6 de la calle Sant Bartomeu. Activistas del Sindicat d’Habitatge acudieron ayer noche, sobre las 21:00 horas, para supuestamente desalojar a un colectivo de migrantes. Según explica uno de los testigos, los activistas agredieron a los “compañeros migrantes en su propia casa tratando de echarlos”, empleando “prácticas fascistas antiokupas”. Aún así, no lograron su objetivo de desalojarlos. Se desconoce hasta ahora la versión de los hechos por parte del Sindicat d’Habitatge, que guarda silencio sobre la polémica.

 

¿Por qué llegaron a las manos dos grupos aparentemente afines? Existe mucha confusión entre los movimientos alternativos al respecto. Lo factual es lo siguiente:

ACUERDO A TRES

Hace poco más de una semana, el Sindicat d’Habitatge llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona y la propiedad del inmueble para evitar la expulsión de seis familias del edificio. Se trata de diez adultos y tres menores, a los que se les ha garantizado contratos de alquiler de siete años a un precio asequible. El acuerdo también incluyó la cesión de dos viviendas vacías para alquilarlas a familias en situación de vulnerabilidad.

A cambio, el Ayuntamiento y el Sindicat d’Habitatge dieron vía libre al propietario para que alquilara los otros cuatro pisos de la finca a precio de mercado. Hasta ahora, todo el edificio se encontraba okupado por el Sindicat d’Habitatge, que con el acuerdo garantizaba la paz social al propietario, señalan fuentes conocedoras del caso.

LOS MIGRANTES, APARTADOS DEL ACUERDO

Es aquí donde llega la disputa con otros colectivos okupas. En otras viviendas okupadas viven inmigrantes en una situación vulnerable, y éstos acusan al Sindicat de tratar de expulsarlos para hacer valer su pacto con la propiedad. En un comunicado, los okupas migrantes acusan al Sindicat de pactar “con un fondo buitre el alquiler social para algunos vecinos utilizando como cabeza de turco a okupas migrantes, quienes por su condición precaria e ilegalizada por el sistema no constituyen parte del pacto". En consecuencia, se abrió una fecha de desalojo a partir del 1 de octubre.

Algunos colectivos okupas y anarquistas de Barcelona apoyan públicamente a los migrantes, mientras otros guardan silencio a la espera de que se aclarezca el caso. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.