ARCHIVADO EN:

Tres en menos de una semana. Las recientes denuncias por agresiones sexuales han indignado a los barceloneses y esta tarde unas 200 personas se han vuelto a concentrar en la plaza de la Vila de Gràcia para exigir una “respuesta contundente”. Tal como reza la pancarta, "¡Ninguna violación sin respuesta! ¡Ante las violencias machistas, autodefensa feminista!". El barrio, una vez más, se ha convertido en el escenario de la protesta porque, según las entidades organizadoras, todas las víctimas formaban parte del público de las fiestas de Gràcia.

"Queremos manifestar que en Gràcia no se toleran agresiones machistas ni ningún tipo de comportamiento que limite a las mujeres en su manera de disfrutar de las fiestas libremente, ni a permitir que este tipo de actitudes y conductas escuden bajo un paraguas de alcohol y de fiesta, porque nada excusa una agresión", dice el comunicado, reivindicando la libertad femenina, en la misma línea que el anterior.

'NOS ESTÁN VIOLANDO'

Al finalizar la concentración, unas 50 personas han recorrido calles del barrio, pasando por la calle Torrent de l'Olla, donde han emprendido una marcha al grito de 'Perdonen las molestias, nos están violando'. Luego han proseguido su recorrido por zonas peatonales hasta la plaza del Nord, con consignas como "no nos mires, únete".

De hecho, la mesa de trabajo sobre el Protocolo para el abordaje de las agresiones machistas en las fiestas, integrada por el Circuito Barcelona contra la violencia machista, CJAS, Asociación de Planificación Familiar de Cataluña y Baleares (APFCIB), la Asamblea Feministas de Gracia, el Distrito de Gracia y la Fundación Fiesta Mayor de Gracia ha rechazado "todas y cada una de las agresiones y casos de acoso que han afectado a mujeres asistentes a la fiesta".