Las cifras no mienten, en 2019 la criminalidad ha aumentado un 9% respecto al ejercicio anterior. En Barcelona se cifran unos 635 delitos diarios, 26 cada hora. Sin contar las víctimas mortales del trágico atentado del 17A, este 2019 ya ha batido el récord. En lo que llevamos de año, 13 personas han muerto asesinadas en las calles de Barcelona. Así se desprende de los datos de la Secretaría de Estado de Seguridad que incluye también el fallecido en una pelea en La Mina.

LA PERCEPCIÓN "VA MÁS ALLÁ"

La teniente de alcalde de Barcelona, y alcaldesa accidental, Laia Bonet, ha hecho unas declaraciones en una entrevista para Catalunya Ràdio en las que ha desacreditado esta idea. La política del PSC ha sostenido que el Ayuntamiento trabaja para mejorar la seguridad, pero que hay que tener en cuenta que la percepción "va más allá" de la realidad y sitúa un marco de inseguridad muy superior al real, según ella.

Bonet ha subrayado que la situación no está "descontrolada" y, sobre que el 40% de la plantilla de la Urbana esté de vacaciones, ha asegurado que negociarán para que la situación no se repita el próximo verano.

NO AL TOP MANTA

Durante la entrevista ha hecho mención a las tres agresiones sexuales que han impactado a la sociedad en los últimos cinco días. La teniente de alcalde ha condenado los hechos, pero ha pedido evitar "que se instale la imagen de que son las agresiones de las fiestas de Gràcia", porque los valores de la fiesta son opuestos a estas agresiones y promueven la cohesión social.

También ha hablado sobre el top manta. Ha remarcado que se trata de un asunto de espacio público que requiere soluciones sociales y laborales, y ha pedido no comprar sus productos para evitar "contribuir a la fragilización de un perfil de personas que llegan sin recursos y que al final caen presas de unas determinadas organizaciones, que no son otra cosa que mafias".

LA OPOSICIÓN PIDE MEDIDAS

El presidente de Cs en el Parlament y miembro de la Ejecutiva Nacional del partido, Carlos Carrizosa, ha considerado este jueves que existe un "aumento de la inseguridad" en Barcelona y ha pedido medidas urgentes a la alcaldesa, Ada Colau, al presidente del Govern, Quim Torra, y al Gobierno central.

En una rueda de prensa, ha argumentado que este verano ha existido un "rosario de noticias" vinculadas a robos con violencia y agresiones sexuales, y ha concluido que deberían tener una respuesta inmediata de las tres administraciones. A Colau y Torra, el partido naranja les reclama que tomen medidas ya en agosto y no esperen a los nuevos efectivos policiales previstos para el mes de octubre: "Los ciudadanos de Barcelona tienen derecho a vivir tranquilos en su ciudad".