El gobierno de Ada Colau aviva la permisividad hacia los botellones. La Guardia Urbana consintió un macrobotellón que se hizo en la avenida de Maria Cristina, junto a la plaza de Espanya, por la Mercè . A la fiesta callejera, la mayor que ha tenido lugar en la ciudad durante la primera noche de los festejos, asistieron 15.000 personas, según ha dicho el teniente de alcaldía Jordi Martí.

Según el concejal, máximo responsable del área de Cultura, "la Guardia Urbana actúa en función de los que se encuentra" y en este caso se optó por "la contención" en lugar de desalojar. Para Martí, haber vaciado la calle habría sid peor. La imagen que acompaña esta información, muy explícita, es de las 02.15 horas y fue tomada por la agencia Europa Press. Con posterioridad, la policía sí actuó ya entrada la madrugada.

Según Martí, los agentes sí intervinieron antes en otras fiestas callejeras no tan multidudinarias en puntos de la ciudad en los que se causaban molestias a los vecinos. Algunos de los botellones han tenido lugar en el paseo del Born y en el paseo de Lluís Companys. Para el edil de Barcelona en Comú, antes en el PSC, estas fiestas callejeras no han tenido una relación directa con los actos de la fiesta mayor. 

Agentes de la Guardia Urbana en Maria Cristina, ya de madrugada / betevé
Agentes de la Guardia Urbana en Maria Cristina, ya de madrugada / betevé

MÁS ENTRADAS DISPONIBLES

El Ayuntamiento asegura que la primera noche de la Mercè ha transcurrido sin grandes problemas. Martí ha destacado que por los escenarios de este jueves pasaron unas 20.000 personas y ha dicho que cada día de la Mercè se podrán poner entre 3.000 y 4.000 nuevas entradas a disposición de los barceloneses para los actos con reserva previa de los festejos. Esta medida es posible por la relajación en los aforos dictada por el Procicat.

En la valoración de la primera jornada de la Mercè, Martí ha quitado hierro a las distintas concentraciones que este jueves por la tarde hubo en Sant Jaume para pitar a Ada Colau. Según el concejal, había poca gente que hizo mucho ruido, y ha recordado que este tipo de protestas van ligadas desde hace años al pregón de la Mercè. 

CRÍTICAS A JUNTSXCAT Y PP POR EL VETO DE SANT JAUME

"No ha habido ningún pregón de la Mercè en el que no hubiera gente protestando. Lo peor es que haya grupos politicos que saben que la plaza estaba cerrada por orden del Procicat y hayan querido hacer un relato torpe", ha dicho en referencia a JuntsxCat y PP, que acusaron al gobierno de precintar la plaza para evitar una protesta contra la alcaldesa.

En un comparecencia, Martí ha hecho mención al arresto del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, del que ha dicho que es "injusto" y que espera que se solucione con rapidez. Para el edil, no es bueno que la política se judicialice y cree que la detención de Puigdemont no es una buena noticia justo ahora que "se empezaba a ver el deshielo" a través de la mesa de diálogo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.