ARCHIVADO EN:

Glovo ha hablado. A través de una nota ha asegurado este lunes que el joven fallecido el pasado domingo de madrugada no estaba registrado como repartidor en Glovo. Según el comunicado al que ha tenido acceso Metrópoli Abierta, “el hecho de que llevara una mochila de Glovo hace suponer que pudiera estar utilizando la cuenta de un tercero”.

La compañía manifiesta que "la cesión de cuentas a terceras personas, además de ser una práctica ilegal, dificulta que se pueda entregar el material didáctico en seguridad vial ofrecido normalmente a los riders, así como que no se puedan beneficiar del seguro contratado por Glovo". Así, con el fin de evitar que esta situación irregular pueda suceder, la empresa ha puesto a disposición de los usuarios y establecimientos de la plataforma "mecanismos para denunciar estos casos, tras lo cual se procede a una inmediata y permanente cancelación de la cuenta en cuestión", según se explica en la nota.

UN SEGURO PRIVADO

La empresa que dirigen Òscar Pierre y Sacha Michaud ha insistido en que la compañía “asumirá todos los gastos equivalentes a los que hubiera cubierto el seguro privado con el que cuentan los repartidores de la plataforma”. En este sentido, manifiesta que sigue colaborando estrechamente con las autoridades, mientras se acaban de confirmar las causas del suceso que ha desencadenado el malestar de cientos de trabajadores que llevan dos días protestando enfrente de la sede.

De nuevo, Glovo ha querido transmitir su apoyo y solidaridad a la familia del fallecido. La compañía pidió este domingo "máxima prudencia" hasta que las autoridades resuelvan los hechos.