Tras tres días de protestas en la plaza Catalunya, los riders de Glovo han llevado este lunes sus reivindicaciones frente a las oficinas de la compañía en la calle Pallars, en El Poblenou.

La manifestación de este lunes –la cuarta consecutiva, después de las encadenadas el viernes, el sábado y el domingo– ha comenzado a las 12:00h del mediodía, una vez más, en plaza Catalunya, desde donde varias decenas de riders se han desplazado a la sede de Glovo en Sant Martí.

Los trabajadores rechazan los últimos cambios aprobados por la empresa en respuesta a la entrada en vigor de la ley rider, que obliga a Glovo a contratar a sus repartidores y evitar el modelo de falsos autónomos que ha empleado hasta la actualidad. Ante la nueva normativa, la compañía ha aprobado una tasa a sus trabajadores llamada "multiplicador".

'RIDERS' CONTRA LA NUEVA TASA

A través de esta nueva medida, Glovo pide a sus riders que fijen una tasa entre el 0,7 y el 1,3, que se debe multiplicar al precio del pedido. De este modo, los repartidores denuncian que se ha generado un tipo de subasta a la baja que los hace competir entre ellos para recibir más comandas si bajan todavía más el precio.

Según ha detallado Carmen Juares, secretaria de Nuevas Realidades del Trabajo de CCOO Catalunya, el pasado jueves, día 12 de agosto, varios de estos riders acordaron establecer la tasa máxima, de 1,3. 

Por su parte, Glovo habría dejado de "enviar pedidos" a estos mismos repartidores, con la intención de que entrasen en una puja a la baja entre ellos para comenzar a recibir encargos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.