La indignación de los centros deportivos por la decisión de la Generalitat de cerrarlos durante 15 días para frenar los brotes va en aumento.

“CIERRE INDISCRIMINADO”

Varios testimonios aseguran en EFE que "La situación es peor que en marzo. Entonces había un Estado de Alarma y todo el mundo entendió rápidamente los motivos", explica Héctor Cruz, director de proyectos del Club Natació Atlètic Barceloneta (CNAB). "Ahora, en cambio, se ha producido un cierre indiscriminado acogiéndose a una argumentación contradictoria con la que se está dando en otros sectores de la economía", añade.

INVERSIÓN PARA ABRIR CON TOTAL SEGURIDAD

Fran Esmorís, director del CEM Mar Bella: "hemos trabajado muchísimas horas y ha habido una inversión para que las instalaciones estuviesen a punto para poder abrir con las nuevas medidas de seguridad. Y, mientras nos han dejado estar abiertos, hemos demostrado que somos espacios seguros".

Precisamente en las inversiones llevadas a cabo hace hincapié Pere Manuel, presidente del Colegio de Profesionales de la Actividad Física y el Deporte de Cataluña (COPLEFC), quien considera que "cualquier restricción es un atentado para la economía y, en este caso, todavía es más grave porque se ha hecho de una forma indiscriminada".

IMPORTANCIA DE HACER DEPORTE

Esmorís, por su parte, recuerda que "durante el aislamiento todo el mundo insistió mucho en la importancia de hacer deporte para la salud física y mental". Por eso se queja de que "ahora que tenemos una ventana para ponerlo en práctica en instalaciones preparadas se tomen este tipo de medidas".

De momento la Generalitat no rectifica su decisión a pesar de las constantes reivindicaciones que está habiendo por parte del sector y los centros deportivos seguirán cerrados. Excepto para acoger funciones sociales complementarias a las habituales, como los campus de verano que se celebran en muchas de estas instalaciones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.