ARCHIVADO EN:

Un rinoceronte de hierro, un gorila hecho con pelotas de yoga y una raíz de sequoia son tres elementos que desde hace varias semanas se pueden encontrar en Paseo de Gràcia. Tras el cierre de la sastrería Señor en el número 26 de la milla de oro de la ciudad, una pareja decidió pisar el acelerador en Barcelona y abrir su tercera galería de arte en la capital catalana.

Bert van Zetten, de origen holandés, llegó a la ciudad condal hace 24 años. Junto a su mujer se decantaron por el arte en la capital catalana y abrir un primer espacio en el número 39 de la calle Tapineía. Bajo el concepto de Villa del Arte Galleries, esta pareja de artistas apostó por los Países Bajos y abrió un segundo local en Holanda, país natal de van Zetten.

A caballo entre el corazón de Europa y Barcelona, los galeristas incorporaron un tercer local a su villa. Esta colección abrió sus puertas en el número 10 de la calle de la Palla de la ciudad y cuenta con decenas de obras de artistas de todo el mundo, entre los que destacan Françoise Nielly y Liechennay, entre otros. 

Interior de Villa del Arte Galleries de Paseo de Gràcia / CEDIDA
Interior de Villa del Arte Galleries de Paseo de Gràcia / CEDIDA

APUESTA POR LA MILLA DE ORO

El cuarto establecimiento de Villa del Artes subió la persiana a finales del año pasado. Tras el confinamiento total de marzo, la caída de turistas y el incremento de gastos, la histórica sastrería Señor, que llevaba en Paseo de Gràcia desde el año 1961, decidió apostar por su establecimiento de Rambla Catalunya, junto a la Fundació Tàpies. El local, ubicado entre la milla de oro y el Passatge de Maria Canals, quedó vacío durante algunos meses hasta que Bert van Zetten y su equipo desafiaron a las tiendas de lujo que regentan la vía para abrir su cuarta galería

La pareja, que cuenta con ilusión este proyecto, espera poder permanecer "mucho tiempo" en esta ubicación, aunque todo dependerá de lo que decida la propietaria del local, ya que están en régimen de alquiler. Sin embargo, la esposa de Van Zetten asegura que el Paseo de Gràcia es un lugar "idílico en Barcelona" y confirma que si se tienen que mudar, lo harán. Pero no cambiaran de calle, sólo de número. Los galeristas han encontrado en la milla de oro una ubicación "diferente e interesante" a la que estaban acostumbrados y explican a este medio que el target es diferente al "habitual" del barrio Gòtic. 

ARTISTAS INTERNACIONALES

Su cuarta galería cuenta con medio centenar de obras repartidas en dos plantas. El espacio, de unos 600 metros cuadrados de superficie, está ocupado por artistas de más de 40 países de todo el mundo y destacan las figuras hechas con hierro, cobre y materiales reciclados. Justo al entrar un rinoceronte de color moneda de céntimo te da la bienvenida. Un poco más allá se puede encontrar otra figura surrealista, pero con mucho significado, asevera el propietario. Entre la primera sala y la segunda un artista francés muestra sus cuadros y al final de la galería, un gorila fabricado con pelotas de yoga, ruedas y silicona observa el local. 

Entre las creaciones más destacadas se encuentran las del artista y escultor español afianzado en Centelles Jordi Díez Fernández y los cuadros de la japonesa Mari Ito. En el centro, un trozo de madera esculpido con mucha precisión muestra la elegancia del establecimiento, que destaca por sus paredes blancas y los techos de colores azulados. Bert van Zetten explica con ilusión todas las obras y hace hincapié especial en una de ellas: una figura hecha con bronce de color plateado que representa una bella dama del Ballet Real, realizada por el británico Michael James Talbot. Le brillan los ojos de color metal al tocar la figura y argumenta su belleza con la historia que hay detrás de la persona que la ha creado.

Interior de la galería de arte de Villa del Arte en Paseo de Gràcia / CEDIDA
Interior de la galería de arte de Villa del Arte en Paseo de Gràcia / CEDIDA

OBRAS DE VALOR "INCALCULABLE"

En la planta de abajo, la mujer de Bert indica que la docena de obras que hay son, en su mayoría, de artistas japoneses. Una de las creaciones más caras de la galería de Paseo de Gràcia se encuentra allí y la galerista afirma que tiene un precio "superior a los 70.000 euros". 

En la Villa del Arte de Paseo de Gràcia las creaciones oscilan entre los 13.000 euros y los más de 80.000 euros aunque sus propietarios aseguran que su valor es "incalculable", aludiendo a la belleza de las obras. 

VILLA DEL ARTE

Bert van Zetten y Marcel y Jutta Huisman fundaron la galería Villa del Arte en Barcelona en 1999. Su compromiso y pasión por el arte, junto con un enfoque único y la voluntad de mostrar artistas emergentes, han conseguido una colección de arte contemporáneo en constante evolución. ​

Villa del Arte representa a decenas de artistas, tanto nacionales como internacionales, expuestos en cuatro emblemáticas galerías en Barcelona y Ámsterdam. Además de la organización de exposiciones individuales y colectivas, el grupo también colabora con otras instituciones culturales y museos, y participa regularmente en ferias de arte internacionales reconocidas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.