Los Mossos d’Esquadra han denunciado este lunes a los propietarios de una frutería de Barcelona por mantener abierto el establecimiento después de que los agentes les hicieran bajar la persiana por un caso positivo de coronavirus.

UN CASO POSITIVO ENTRE LA PLANTILLA

La policía ha explicado a través de las redes sociales que han detectado que el local permanecía abierto después de que el día anterior ordenaran cerrarlo ante el caso de Covid-19 de uno de los empleados.

Los Mossos han hecho cerrar de nuevo el establecimiento y les han denunciado por los hechos, según han detallado en el mismo mensaje.

8.700 IDENTIFICACIONES

En total, la policía ha realizado siete detenciones y ha cerrado dos locales durante las últimas 24 horas por incumplir el confinamiento por el coronavirus decretado por el real decreto del Gobierno.

Según Miquel Buch, conseller de interior, en el último día han identificado a 8.700 personas y 4.700 vehículos, y han levantado cinco actas de denuncia contra locales, así como 3.300 actas a ciudadanos. Además, ha precisado que hay 1.239 agentes locales y de mossos aislados, y que 33 han dado positivo en el test de coronavirus.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.