ARCHIVADO EN:

El chabolismo se ha enquistado en los últimos años en Barcelona. En diciembre, 425 personas vivían en improvisadas barracas hechas de madera en la ciudad, según el Ayuntamiento. Algunos malviven gracias a la chatarra que venden y con la que sacan unos cuantos euros. 

La Sagrera y el Fort Pienc acogen dos campamentos con una treintena y una veintena de personas, respectivamente. Son algunos de los campamentos más grandes de la capital catalana. En ellos, la miseria y la podredumbre contrasta con los edificios de viviendas que rodean los asentamientos.

Los primeros chabolistas llegaron a Barcelona hace unos 20 años procedentes de Galicia y Portugal. Son familias que representan la mitad de a población de los asentamientos. El resto, la mayoría inmigrantes, sobreviven con la chatarra y los comedores sociales. 

Contrastes en la ciudad tecnológica
1/20

Contrastes en la ciudad tecnológica

Asentamiento de barracas en el barrio del Fort Pienc con la Torre Glòries al fondo / G.A

Cabañas sobre el asfalto
2/20

Cabañas sobre el asfalto

Cinthia se sienta en una tumbona del campamento chabolista de La Sagrera. Ella y Alfonso se instalaron en el asentamiento de Youseff hace dos meses después de perder sus respectivos trabajos / G.A

Vistas a las chabolas
3/20

Vistas a las chabolas

El último piso del mercado de los Encants ofrece una vista del asentamiento chabolista del Fort Pienc, entre la avenida Meridiana y las vías del tren / G.A

La historia de Rania
4/20

La historia de Rania

Procedente de La Guinea Francesa, Rania llegó a España hace 27 años. Desde hace ocho vive en un campamento chabolista de La Sagrera / GUILLEM ANDRÉS

De la seguridad de un piso a la precariedad
5/20

De la seguridad de un piso a la precariedad

La cama en la que duerme Cinthia en el campamento chabolista de La Sagrera. A Cinthia le cuesta acostumbrarse a las enormes ratas que corretean por el asentamiento / G.A

La vida de Cinthia en una chabola
6/20

La vida de Cinthia en una chabola

Cinthia posa para Metrópoli Abierta enfrente de su habitación. En abril perdió su trabajo de cuidadora y en julio su casero la echó. Decidió vivir en una chabola antes de dormir en una acera o un portal. / G.A

Un nuevo inquilino
7/20

Un nuevo inquilino

Alfonso se dedicaba a repartir cerveza. En julio perdió su empleo y no pudo seguir pagando el alquiler. Desde entonces vive en el asentamiento de La Sagrera. En la imagen explica los arreglos llevados a cabo en la cabaña. / G.A

Entre barracas
8/20

Entre barracas

Toallas tendidas en el campamento de barracas del barrio de Fort Pienc / G.A

Las plantas de Rania
9/20

Las plantas de Rania

Rania observa su huerto en el campamento ubicado a unos metros de las obras de la futura estación de La Sagrera / G.A

Vivir en un campamento de barracas
10/20

Vivir en un campamento de barracas

Cinthia espanta las moscas con una raqueta eléctrica / G.A

La choza de Mina Zaki
11/20

La choza de Mina Zaki

Mina Zaki (60 años) malvive en el campamento barraquista del Fort Pienc desde hace dos años / G.A

Garrafas de agua
12/20

Garrafas de agua

Alfonso se apoya en un carro lleno de garrafas en el campamento chabolista de La Sagrera / G.A

Dos mundos
13/20

Dos mundos

Rania muestra a Metrópoli Abierta la parcela en la que vive junto a cuatro personas más. Los edificios de viviendas y el asentamiento dibujan el fuerte contraste de ambas realidades / G.A

14 euros de chatarra
14/20

14 euros de chatarra

Un hombre muestra el recibo por el que ha cobrado 14,35 euros vendiendo chatarra / G.A

Sobrevivir en un asentamiento
15/20

Sobrevivir en un asentamiento

Rania muestra una de las cabañas de su campamento / G.A

Enfermo en una chabola
16/20

Enfermo en una chabola

M'hamed Bourammani (56 años) sufre dolores en la barriga. En la fotografia muestra un informe médico de 2018. / G.A

Insalubridad
17/20

Insalubridad

Agua estancada en el campamento chabolista de Rania / G.A

Dormir en una furgoneta
18/20

Dormir en una furgoneta

Zakarias (25 años) vive en una furgoneta cerca del campamento de Cinthia, Youseff y Alfonso / G.A

La verja
19/20

La verja

Rania cierra la puerta metálica que protege su pequeño asentamiento / G.A

Una nueva familia
20/20

Una nueva familia

De izquierda a derecha: Zakarias, Youseff, Cinthia y Alfonso, en el sofá de su hogar / G.A

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.