La Guardia Urbana de Barcelona ha desalojado esta madrugada a 118 personas que participaban en una fiesta ilegal en el Gòtic barcelonés. Así lo confirma una portavoz del Ayuntamiento. Fuentes policiales señalan que los agentes denunciaron a los incívicos por incumplir las medidas sanitarias que prohíben las reuniones con más de 10 personas.

El dueño del local, un negocio donde se puede fumar shisha, recibió ocho denuncias por diferentes infracciones detectadas. La shisha es una pipa en la que se fuma tabaco con agua perfumada, muy común entre los ciudadanos orientales. El club se ubica en el número 13 de la calle de la Mare de Déu del Pilar.

MACROFIESTA EN LES CORTS

El cierre de las discotecas el pasado 7 de julio tan solo dos semanas después de reabrir es una de las causas que explican que se sigan celebrando fiestas en pisos, locales y hasta en algunas discotecas. La última macrofiesta desmantelada tuvo lugar el domingo en un local de Les Corts que acogió a 277 asistentes que no respetaban las medidas de seguridad anticovid.

Dos guardias urbanos acuden el pasado 10 de abril a una llamada por una fiesta local en el Gòtic / PABLO MIRANZO
Dos guardias urbanos acuden el pasado 10 de abril a una llamada por una fiesta local en el Gòtic / PABLO MIRANZO

 

Las ganas de fiesta de la población joven la han notado especialmente en la Barceloneta donde los botellones son diarios. Ahora, sin embargo, el toque de queda nocturno suaviza el ruido de los centenares de personas que hasta hace unas semanas perturbaban el descanso de los vecinos del barrio marítimo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.