ARCHIVADO EN:

La discoteca Opium de Barcelona ubicada en el paseo marítimo de la Barceloneta celebró este sábado una fiesta sin respetar las distancias mínimas de seguridad que marca el Ministerio de Sanidad para evitar el contagio del coronavirus.

En un vídeo que publica Crónica Global se aprecia como decenas de personas toman bebidas en la terraza sin mantener las distancias. Tampoco llevan mascarillas. 

AUTORIZACIÓN

La fiesta contaba con autorización y las mesas estaban colocadas respetando la distancia de dos metros enre ellas. Los grupos permitidos eran de 10 personas, los responsables reconocen que es difícil velar por el cumplimiento de las restricciones.

El personal de seguridad del local evitó el descontrol y que hubiera grandes aglomeraciones. Sin embargo, la discoteca sí admite que en algunos momenetos la situación se descontroló.

 

 

Así, aseguran que el personal de seguridad de la discoteca se encargó de evitar el descontrol que, admiten, si se pudo ver en algunos 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.