Exterior de la fábrica Cidac en Cornellà, donde falleció un joven de 19 años mientras trabajaba / GOOGLE MAPS
Exterior de la fábrica Cidac en Cornellà, donde falleció un joven de 19 años mientras trabajaba / GOOGLE MAPS

La familia del fallecido en Cornellà, firme contra la empresa: "Fue un homicidio"

Cidac atribuye los hechos a un "posible error humano" y el entorno del joven se ha movilizado para reclamar "respuestas de las administraciones"

Guardar
Periodista
Actualizado: 20/05/2021 14:06 h.

"No fue un accidente, fue un homicidio". La familia de Xavi Cayuela, el joven fallecido en una empresa de Cornellà de Llobregat, exige justicia por la tragedia que vivieron el pasado 30 de abril. El chico, de 19 años de edad, estaba trabajando en la fábrica textil Cidac cuando murió a causa de la rotura de un sistema de seguridad. Según alerta su entorno, el trabajador ya había avisado del mal estado de la máquina y "nadie había tomado medidas".

Francisco Marín –más conocido como Paco–, la pareja de la tía de la víctima, decidió difundir de forma masiva la necesidad de "hacer justicia" ante una "negligencia" que, según su testimonio, "podría haber ocurrido mucho antes por las malas condiciones de las instalaciones".  El caso de Xavi ha servido para "destapar" la realidad de la factoría, que ha recibido más acusaciones de antiguos empleados y que actualmente está en manos de Inspección de Trabajo de Cataluña.

ACCIDENTE MORTAL

El aparato que estaba manipulando el joven era una máquina de rodillos de tela asfáltica y, según presenció su primo Carlos, que trabajaba con él, "lo engulló y lo destrozó". Intentaron sacarlo con la ayuda del cuerpo de bomberos, pero ya no "pudieron hacer nada para salvarle".

Francisco remarca a Metrópoli que si, desde la compañía hubieran actuado ante las advertencias, "el accidente podría haberse evitado". Por ello, cargan contra Cidac por no garantizar "el bienestar de los trabajadores", además de someterles a otras circunstancias laborales precarias. "Los empleados hacían turnos de más de 12 horas, no les proporcionaban el uniforme ni el calzado de seguridad, las máquinas eran antiguas y trabajaban entre ratas", indica. 

"QUEREMOS JUSTICIA"

Los allegados del fallecido insisten en que lo único que quieren es "justicia" para Cayuela. Paco reitera que no esperan "una compensación económica por parte de la empresa", sino que "los responsables paguen con la pena máxima". 

Según los familiares, no querían que el caso se quedase "en un accidente laboral más", por lo empezaron a movilizarse y a contactar con diversas organizaciones. Actualmente, Marín asegura que tienen "muchos testigos y pruebas" para seguir adelante con esta "lucha legal". 

Hilo de Twitter que se ha viralizado sobre el caso de Xavi, fallecido en Cidac mientras trabajaba / TWITTER
Hilo de Twitter que se ha viralizado sobre el caso de Xavi, fallecido en Cidac mientras trabajaba / TWITTER

ACCIÓN DE LOS SINDICATOS

Los representantes de los trabajadores denuncian estas situaciones en las que se refleja que "a muchos propietarios no les interesa invertir en protección para los empleados". Además, insisten en que se trataba de una persona "muy joven" para reivindicar que "el paro juvenil es muy alto en Cataluña" y "hacen que los jóvenes cojan cualquier trabajo". En esta línea, Xavi empezó a trabajar en la fábrica de bobines de tela a principios de año "sin ningún tipo de formación", tras verse afectado económicamente por la pandemia

El Sindicato de Defensa de los Trabajadores de Cataluña es el principal responsable del caso ya que su secretario de comunicación, Joaquín Marín, es el hermano de Paco. Otras organizaciones se han unido a la causa, entre las cuales se encuentra la Unión General de Trabajadores (UGT) que ha anunciado que "se personará jurídicamente para que se condene a los culpables".

INSPECCIÓN DE TRABAJO

Además de protestar por las condiciones de trabajo que ofrecía la cooperativa de Cornellà, denunciarán en una marcha que "en la fábrica continuasen produciendo el mismo día de su muerte". Paco explica con indignación que no recibieran "ninguna llamada" por parte de los empresarios ni tan solo el mismo día de la muerte. "El lunes siguiente Carlos fue a pedir la baja por su estado psicológico tras presenciar la muerte de su primo a la mutua de Cidac y se la denegaron, ni tan solo fueron capaces de eso", añade. 

A través de sus redes sociales, Chakir El Homrani, el conseller de Trabajo, ha dado el pésame a la familia de la víctima y asegura que la autoridad laboral "irá hasta el final" con las "consecuencias penales" pertinentes. Por el momento están "pendientes de recibir su llamada y de obtener el informe para seguir avanzando el proceso judicial". 

Concentración de empleados en el Día del Trabajador en la Via Laietana / CCOO
Concentración de empleados en el Día del Trabajador en la Via Laietana / CCOO

POSICIÓN DE LA EMPRESA

La tragedia de Xavi ha sido el punto de partida para que muchos otros empleados hablen de su situación en la fábrica. Uno de los casos más sorprendentes es el de un conocido de la familia que, tras presenciar "el pésimo trato", decidió presentarse como delegado general de la UGT y "en Cidac le amenazaron y le echaron". 

Por su parte, la cooperativa no "da señales de vida" y sus únicas declaraciones públicas han atribuido la muerte a un "posible error humano". El único contacto que ha tenido con los afectados ha sido a través de su abogado, que esta semana presentará una querella contra la empresa "por homicidio imprudente y presunto delito contra la seguridad de los trabajadores".

APOYO DE LAS ADMINISTRACIONES 

Marín agradece la función de las redes sociales porque "sin este medio nada habría sido posible". Ruben Sánchez, el secretario general de FACUA, difundió el caso a través de su perfil de Twitter y "en ese momento se viralizó". A pesar del soporte comunitario que ha recibido, el entorno de Xavi reclama más "apoyo por parte de las administraciones".

Según lamenta Paco, no han recibido respuestas ni por parte del Ayuntamiento de Roda de Berà –lugar de residencia habitual del joven–, ni de L'Hospitalet de Llobregat –donde vivía actualmente–, a pesar de "haberles escrito constantemente". El Ayuntamiento de Cornellà, por su parte, les "facilitó un teléfono" pero todavía no les han dado "ninguna solución". 

"Vamos a dar mucha guerra", asegura Francisco. De la mano de la CGT y 12 asociaciones más planean "muchas acciones para que la ley se cumpla". Por el momento, el próximo jueves, 13 de mayo, han convocado una concentración frente a la compañía para luchar contra "el terrorismo patronal". Mientras tanto, el caso está en manos del Juzgado de Instrucción número 2 de Cornellà. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.