Un grupo de pasajeros que viajaban en un autobús de TMB han expulsado por la fuerza a unos carteristas que se encontraban a bordo, al darse cuenta de que estos estaban intentando cometer robos en el interior del vehículo.

Pese a que todo ha comenzado con unas recriminaciones hacia los ladrones, se ha producido una escalada de tensión que ha llevado a algunos viajeros a expulsar a los carteristas del autobús empujándoles hacia la calle cuando se han abierto las puertas del convoy.

De poco ha servido la resistencia que han intentado poner los delincuentes, que se han enfrentado a algunos pasajeros, ya que finalmente se han visto forzados a salir del vehículo.

TRANSPORTE PÚBLICO, UN LUGAR PREDILECTO

Los carteristas que se encuentran en la capital catalana demuestran diariamente su predilección por llevar a cabo sus robos en el transporte público, con el metro como máximo exponente.

Pese a ello, algunas zonas de la ciudad, como el distrito de Ciutat Vella, están especialmente castigadas por esta problemática y los vecinos ven como se trata de un asunto que no parece dejar de ir a más.