El departamento de Treball, Afers Socials i Famílies ha abierto dos expedientes sancionadores a dos residencias de ancianos de Barcelona que han acumulado decenas de muertos duranta la pandemia. Se trata de los geriátricos Mossèn Vidal i Aunòs, en Sants-Montjuïc, y Bertran i Oriola, en Ciutat Vella.

Según han confirmado fuentes del Govern a Metrópoli Abierta, los expedientes se han iniciado por las diversas "irregularidades" detectadas en la gestión y atención de los usuarios durante la crisis sanitaria. Ambos centros estaban gestionados por la empresa Eulen y hace unas semanas fueron intervenidos.

HASTA 40 MUERTOS

En la residencia Mossèn Vidal i Aunòs, en el barrio de la Bordeta, se habían producido a mediados de mayo 21 fallecimientos y el equipamiento acumulaba por aquel entonces 81 contagios. En Bertran i Oriola, en la Barceloneta, la cifra que maneja la Coordinadora de Residencias 5+1, formada por familias con personas mayores en estos espacios, es de unos 40 decesos.

"Es el dato que tenemos tras hablar con las familias. Había 91 residentes y ahora hay unos 50 y pocos. Dos o tres siguen en centros hospitalarios y el resto ha muerto. Oficialmente nadie nos da información. Ni los gestores actuales tras la intervención ni la Generalitat", critica Caty Serrano, miembro de la coordinadora. Serrano perdió a su padre en la citada residencia de la Barcelona y su madre sigue ingresada allí.

CASI 3.600 POSITIVOS 

El Govern tampoco ha dado datos a este medio sobr las personas fallecidas ni de los contagios que ha habido en estos espacios. Salut se limita a dar las cifras generales en la ciudad. Hasta el día 10 de junio, en residencias de la ciudad se han registrado 3.593 positivos y han muerto 1.315 personas.

Según Treball, Afers Socials i Famílies, ambas residencias son de titularidad pública, pero las gestionaba Eulen, que se enfrenta a una multa o, incluso, a la suspensión del servicio si se confirman las presuntas infracciones, que la Generalitat no detalla.

ACCIÓN DE PROTESTA

Desde la Coordindora 5+1 no solo se critica la falta de transparencia sino la falta de soluciones. "Si viene otra empresa y seguimos con los mismos problemas no servirá de nada. Nosotros preferiríamos que la gestión la llevara directamente la Generalitat". Entre las denuncias de la coordinadora figuran la falta de personal y de atención médica las 24 horas. En la residencia Mossèn Vidal i Aunós, además, se produjo antes de la pandemia un presunto caso de maltrato y abusos sexuales a una anciana.

5+1 está montando una acción de protesta por la mala gestión de las residencias durante estos meses. La concentración tendrá lugar en la plaza de Sant Jaume el próximo martes, 16 de junio, a las 09.00 horas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.