ARCHIVADO EN:

El municipio metropolitano de Esplugues de Llobregat, logrará un gran ahorro anual en la factura de la luz. La ciudad pagará 300.000 euros menos al año gracias al Plan de Renovación y Mejora del Alumbrado Público, cuya finalización está prevista para el próximo mes de septiembre.

La parte más visible del plan que se comenzó a implantar en 2016, ha sido la sustitución de los anteriores puntos lumínicos por 6.000 luminarias con tecnología LED para cubrir todo el municipio.

Así, se consigue un incremento de la eficiencia energética y la uniformidad, y al mismo tiempo se logra una adecuación del nivel lumínico sin disminuir el confort. El proyecto también contempla la instalación de un sistema de telegestión que permite programar horarios desde cualquier ordenador, modificar las curvas de intensidad lumínica y detectar calles a oscuras.

SENSORES EN EL GALL

En las próximas semanas también está prevista la instalación de sensores de presencia en 29 puntos del barrio de El Gall, que facilitarán la regulación de la intensidad de la luz en función de si se detecta o no el paso de personas y vehículos.

La alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz, ha explicado que “el Plan de Renovación del Alumbrado Público cumple con los tres ejes que marcan los objetivos de gobierno: Ciudad inclusiva, inteligente y sostenible”.

Díaz ha añadido que se aplica la “inteligencia a los sistemas de alumbrado para ser más sostenibles, pero también para dar sensación de confianza a las personas que tienen que moverse por el municipio cuando ya no hay luz y para poder derivar recursos hacia proyectos que creen oportunidades”.

SEMÁFOROS ADAPTADOS

Respecto a los semáforos del municipio, Esplugues tiene un 70% de los semáforos adaptados a la población invidente. El sistema comenzó a aplicarse en la ciudad hace 25 años, y ahora ya está presente en las principales vías de la ciudad y en el entorno de parques y centros educativos.

semaforo
Mando a distancia para los semáforos destinado a las personas invidentes / AJ ESPLUGUES

El sistema de señales acústicas está homologado por la ONCE, y se integra en la óptica de leds del semáforo para activarse mediante un mando a distancia manipulado por la persona invidente.

La propia ONCE se encarga de las gestiones para acceder al mando a distancia. En Esplugues hay 17 personas, de las 79 afiliadas a la entidad, que cuentan con el aparato para activar los semáforos sonoros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.