Barcelona tiene 38 mercados distribuidos en 73 barrios. Como en la mayoría de países, los mercados son sitios populares, ruidosos y con muchos visitantes. Desde mercados de comida y productos frescos y coloridos, hasta espacios de antigüedades, flores y plantas o libros. Un espacio común donde se mezclan los vecinos del barrio de toda la vida con los habitantes de Australia o Latinoamérica.

MERCADOS EMBLEMÁTICOS DE BARCELONA

El mercado más emblemático de Barcelona es el de La Boqueria, situado en las Ramblas. Tiene una superficie de 2.583 metros cuadrados y acoge más de 300 paradas. Es el más grande de Catalunya y también el más visitado por los turistas. Hay personas a todas horas y, si no andas a paso ligero, puedes estar media hora entre parada y parada. La Boqueria recibe al año 10,3 millones de visitantes de todo el mundo.

En la Plaça de las Glòries, en el distrito de Sant Martí, se encuentra el Mercat dels Encants, uno de los más antiguos de Europa. Se reformó en 2013 y ahora tiene una estructura contemporánea con un techo de espejos. Cuenta con más de 500 puestos.

Otro de los mercados emblemáticos de la capital catalana es el Mercat del Ninot. Está situado en el Eixample Esquerra y hace poco se sometió a un lavado de cara. A partir de las cuatro de la tarde es mejor no ir, ya que la mayoría de paradas echan el cierre a puntualidad británica.

La joya de la corona de Barcelona, sin embargo, es el Mercat de Sant Antoni. Es una obra protegida catalogada como bien cultural de interés local, el más antiguo de Barcelona y abrió sus puertas en setiembre de 1882. El mercado ha tenido tres intervenciones documentadas tras su construcción y, las más reciente, finalizó el año pasado. La última reforma duró 10 años y ha costado 80 millones de euros.

Mercado de Sant Antoni en Barcelona

COMPARANDO PRECIOS ENTRE MERCADOS

Es verdad que calidad no es lo mismo que cantidad pero, en algunos casos, esta teoría se lleva al extremo. En el Mercat de la Boqueria un kilo de manzanas estándar cuesta algo más de 2 euros, un precio parecido al Mercat del Ninot que están a 2,98. Por contra, en el Mercat de Sant Antoni el kilo va a 4,98 euros.

El kilogramo de patatas se mantiene en todos los mercados. Tanto en La Boqueria como en El Ninot cuestan 1,20 y en el Mercado de Galvany y en el de Sant Antoni, alcanzan el euro y medio.

EL PRECIO DEL LANGOSTINO

Donde se puede observar una diferencia más grande de precios es con el langostino. En la Boqueria cuesta entre 12 y 18 euros el marisco estándar y, en cambio, en el Mercat de Sant Antoni el precio alcanza los 39 euros.

Finalmente, el salmón. Un producto tan habitual como es el "pesado rosa", en Sant Antoni y en Galvany el kilogramo ronda los 23 euros y, por contra, en La Boqueria cuesta menos de 20 euros. Pero si realmente quieres comprar el salmón a buen precio, en El Ninot no supera los 17 euros el kilo.

Después de observar la diferencia de precios entre un mercado y el otro, está claro que los turistas pagan a precio de oro los envases de fruta preparada, los cucuruchos de jamón cortado y las crêpes, que pueden alcanzar los diez euros. En cambio, los productos convencionales, como son las manzanas, el kilo de salmón o los langostinos, rondan todos un precio similar.

Mercado del Ninot en Barcelona

COMPRAR ONLINE EN LOS MERCADOS

El pasado mes de noviembre el mercado de la Boqueria estrenó compra online y fueron catorce los establecimientos que se unieron a la red online. Hizo la gestión de la mano de Manzaning, una empresa que gestiona la compra a través de internet de otros mercados de la ciudad. El servicio de la compañía abarca los de Horta, Tres Torres, Carmel, Abaceria, Sant Antoni, Galvany, Provençals, Sant Gervasi y Lesseps.

La empresa trabaja en toda Barcelona y también abarca las ciudades de Sant Just, Esplugues, Sant Feliu y el Hospitalet de Llobregat.

RESTRICCIÓN PARA LOS TURISTAS

Desde hace dos años, el Ayuntamiento de Barcelona trata de controlar la masificación en La Boqueria y prohíbe la entrada de grupos de más de 15 personas. Fue el primer mercado de la capital catalana que adoptó estas medidas, ya que los espacios se habían convertido en un lugar de visita más que un espacio donde poder ir a hacer la compra.

En agosto, la misma restricción se aplicó en el Mercat de Santa Caterina, ubicado en el barrio de Sant Pere.

El último en subirse al carro de esta delimitación ha sido el Mercat de Sant Antoni. Hace una semana decidieron, al igual que el resto de mercados, no aceptar a grupos de más de quince personas los viernes y los sábados.

Mercado de La Boqueria en Barcelona

MERCADOS DE FIN DE SEMANA

Pero no todo son mercados de fruta, verdura y alimentación. Los fines de semana, en el centro de Barcelona, puedes encontrar ropa y complementos de segunda mano. Además, instalan mercadillos esporádicos en puntos aleatorios de la capital catalana. Un ejemplo es l’Ovella Negra, en Sant Martí, que preparan un mercadillo donde las piezas cuestan un euro o menos. Allí, puedes encontrar ropa, menaje del hogar o productos de electrónica.

Otro ejemplo es Fleadonia, un espacio ubicado en El Raval donde, a parte de vender artículos de vestir, preparan conciertos y aperitivos para los vecinos del barrio.

Pese a todos los mercados que hay en Barcelona, la diferencia de precios entre unos y otros es muy grande. Para empezar, aquellos donde frecuentan con mayor medida los turistas, como La Boqueria o Sant Antoni, los productos tienen un coste un tanto superior al resto