ARCHIVADO EN:

Las plataformas S’ha Acabat e Impulso Ciudadano entregarán este miércoles en la consejería de Interior casi 2.500 firmas que piden el cese de los cortes diarios en la Meridiana, a la altura de Fabra i Puig. Estas dos entidades han iniciado una campaña bajo el lema Meridiana vía Libre para solicitar a las autoridades que tomen cartas en el asunto y se acaben las interrupciones del tráfico, que molestan tanto a conductores como a vecinos.

Durante dos días (8 y 15 de febrero), Impulso Ciudadano y S’ha Acabat montaron una carpa en la Meridiana para recoger firmas. “No estamos en contra del derecho de reunión, pero sí estamos en contra de los cortes de tráfico y a favor del derecho a la libre circulación”, señala Pepe Domingo, presidente de Impulso Ciudadano, a Metrópoli Abierta.

Domingo, que había sido diputado de Ciudadanos, explica que los propios vecinos se interesaron por la carpa y acudieron en masa a firmar, a pesar del intento de boicot de un reducido grupo de independentistas radicales, que intentaron que la carpa de recogida de firmas fuese desmantelada al grito de “Fora feixistes”.

BATERÍA DE PREGUNTAS A BUCH

Las dos entidades constitucionalistas también dirigieron sendos escritos al consejero de Interior, Miquel Buch, y a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. El escrito a Buch era una batería de preguntas en la que demandan al alto cargo de la Generalitat si las concentraciones tienen permiso, con cuánta antelación se han comunicado las concentraciones, qué días se han realizado sin comunicarlo previamente a las autoridades, quiénes son los convocantes, si se han abierto expedientes y cuál es el estado de los mismos en caso de haberlos, cuántas personas han sido identificadas desde el 14 de octubre por los cortes de tráfico, qué medidas está tomando Interior “para hacer compatible el derecho de reunión con la movilidad cotidiana de los miles de vecinos afectados”, si se ha planteado la posibilidad de modificar la ubicación de los cortes, cuál es el gasto que ha supuesto para el departamento de Interior los dispositivos desplegados y qué informes se han realizado por parte de los Mossos d’Esquadra.

En una denuncia ante la consejería, Pepe Domingo denunciaba que los cortes diarios de tráfico ocasionan “graves perjuicios a miles de ciudadanos de los barrios colindantes a ese eje y obliga a desviarse de su ruta a conductores que quieren entrar o salir de la ciudad de Barcelona para conectar con la red de carreteras y autopistas”.

EL DERECHO A FASTIDIAR A LOS VECINOS

Advertía, además, que la reiteración y continuidad de las concentraciones y el colapso circulatorio, así como el ruido y la suciedad que provocan “han dado lugar a graves enfrentamientos de los concentrados con otros ciudadanos que quieren transitar por esas vías o disfrutar del derecho al descanso en esos barrios”.

Manifestación de los CDR en la Meridiana / CDR GÒTIC RAVAL
Manifestación de los CDR en la Meridiana / CDR GÒTIC RAVAL

Y subraya: “El ejercicio del derecho de reunión no puede convertirse en el derecho a fastidiar a los vecinos. Las personas que se concentran en Meridiana/Fabra i Puig proclaman que ese espacio es suyo y desprecian el derecho al descanso del resto de ciudadanos. Su enfado no les da derecho a obstaculizar o incomodar a miles de personas cada día y han de asumir que deben comportarse de una forma convivencial y cívica”. Por ello, reclamaba que no se autoricen las concentraciones que no haya sido previamente comunicadas y que se proceda “a las pertinentes responsabilidades administrativas o penales y se incoen los expedientes sancionadores por el incumplimiento de la vigente normativa en materia de derecho de reunión”.

LA LLAMADA DEL AYUNTAMIENTO

En lo relativo al Ayuntamiento, Impulso Ciudadano pregunta si los cortes tienen permiso, si existen informes periódicos por parte de la Guardia Urbana, si hay quejas o reclamaciones por las concentraciones, si hay expedientes sancionadores por infracciones administrativas o cuánto gasto ha supuesto para el Ayuntamiento cubrir los cortes de tráfico.

“Hay cosas que es preciso denunciar. Por ejemplo, en plena calle se han llegado a hacer barbacoas o una gran paella. Por eso y por las pintadas realizadas en el suelo, el asfalto resultó dañado y habrá que cambiarlo. Eso sale del bolsillo de todos los ciudadanos. Además, queremos saber cuánto cuesta el despliegue de la Guardia Urbana y si ha habido expedientes sancionadores. Porque si cualquier vecino hace una paella en la calle, enseguida acudirá la Policía Local, ¿no? Pues está claro que el mismo celo podría haber puesto cuando hicieron la paella en la Meridiana”, acusa Domingo.

El Ayuntamiento, no obstante, ya se puso en contacto con Impulso Ciudadano a última hora de la tarde de este martes para poder mantener un encuentro donde los constitucionalistas expongan sus quejas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.