ARCHIVADO EN:

Las terrazas de la Diagonal no atraen a los barceloneses. El escaso número de veladores, así como las pocas mesas y sillas existentes en cada bar o restaurante y el poco atractivo de la mayoría no invita a los ciudadanos a sentarse. La asociación Diagonal Barcelona y el Gremi de Restauració defienden la necesidad de dignificar la zona y harán llegar al Ayuntamiento un documento técnico con un proyecto de mejora, confirman a Metrópoli Abierta el gerente de Diagonal Barcelona, Àlex Miró, y el director general del Gremi, Roger Pallarols.

El tramo de la Diagonal en el que se propone actuar es el situado entre Francesc Macià y paseo de Gràcia. Según Miró, "a la Diagonal le faltan terrazas y las actuales son tan pequeñas y poco atractivas que no invitan a sentarse. No es agradable", subraya el gerente de la asociación Diagonal Barcelona. En términos parecidos se expresa Pallarols. La situación actual de las terrazas en esta zona es una demostración del fracaso de la ordenación singular propuesta por el Ayuntamiento.    

ZONA DE EXCELENCIA

Desde el Gremi de Restauració se defiende la necesidad de hacer de esta parte de la Diagonal, a caballo entre los distritos del Eixample, Gràcia y Sarrià-Sant Gervasi, "una zona de excelencia", no solo aumentando el número de terrazas, "ahora totalmente insuficiente", sino que también conlleve invertir en un nuevo diseño unificado y más elegante, dice Pallarols. La voluntad es compartida por los operadores, el Gremi y la plataforma Barcelona Oberta, que promueve posicionar a la ciudad como un referente de las compras a nivel mundial.

La falta de unas terrazas atractivas no es el único problema de la Diagonal, entre paseo de Gràcia y Francesc Macià. Por segundo año consecutivo, la avenida se ha quedado sin luces de Navidad este 2019. Si en 2018, la empresa quebró, en estas recién concluidas fiestas, la instaladora no tuvo el alumbrado a punto el día del encendido en toda la ciudad. Tras una reunión celebrada la semana pasada entre el Ayuntamiento y la asociación Diagonal Barcelona, la regidora de Comercio, Montserrat Ballarín, se comprometió a que este tramo tenga luces las próximas Navidades.

PARADAS SIN CORTAR EL TRÁFICO

Con el objetivo de reactivar la Diagonal, los comerciantes también han planteado al Ayuntamiento que la calle pueda disponer de paradas de Sant Jordi​. El objetivo es esponjar el centro y crear un eje que conecte con el paseo de Gràcia y la Rambla de Catalunya. Miró detalla que los tenderetes se pondrían encima de la acera y no sería necesario cortar el tráfico. "Necesitamos abrir la Diagonal a la ciudad", añade el gerente de Diagonal Barcelona.

Entre otras opciones que los operadores plantean figura cerrar los laterales al tráfico algunos sábados al año. En tiempos del alcalde Xavier Trias ya se hizo algunos domingos​. "Ahora queremos que sea los sábados, con los comercios abiertos", defiende Miró.