ARCHIVADO EN:

Mostrando la cartera y a grito pelado. Un nuevo vídeo muestra a un turista alertando a otros como él de la sensación de inseguridad en la ciudad. Lo hace, según denuncian los vecinos, después de haber vivido un intento de robo en pleno barrio del Gòtic. “En Barcelona hay muchos ladrones”, advierte con un deje portugués a dos jóvenes que comen pizza a altas horas de la madrugada, ajenos a cualquier atisbo de agresión.

Tal como se puede apreciar en el vídeo difundido por una vecina, otro compañero trata de calmar al individuo que había sido protagonista de una escena incómoda en la capital catalana durante la noche del sábado. No obstante, él sigue erre que erre: “en este pasaje me han tratado de robar”, señala. “Cuidado”, insiste. Mientras él se queja, un grupo de amigos asiste al “numerito” con asombro y varios conductores de bicitaxis timbran para seguir circulando.

ROBOS EN EL GÒTIC

El caso es casi paradigmático en este barrio donde trabajadores se quejan de los constantes robos y los propios vecinos han advertido de nuevas técnicas que utilizan los carteristas. Además, el Gòtic se ha visto afectado por los narcopisos, los captadores ilegales de clientes, la especulación inmobiliaria, la turistificación, las peleas y el "monocultivo" de comercios

Según se desprende de los últimos datos de los Mossos d’Esquadra, las prácticas de robos con violencia han aumentado un 30 %. Este mismo jueves una persona sufrió un ataque de este tipo en el distrito de Sant Martí. Otro de los últimos casos trascendidos fue el de una persona sintecho que murió a causa de un apuñalamiento en el distrito de Nou Barris y cuyo autor fue identificado. El propio cuerpo de los autonómico revela que un 90 % de los detenidos por un delito de este tipo sigue en libertad.