ARCHIVADO EN:

La Guardia Urbana, ha localizado y denunciado a siete menores que realizaban carreras con patinetes eléctricos en la zona conocida como el calaix de Sants, cuya principal calle es Antoni de Capmany.

Los jóvenes han sido detectados por los agentes durante la noche de este lunes, un caso donde la colaboración vecinal ha sido un factor clave. Además, los implicados realizaban competiciones en horario nocturno, lo que ocasionaba molestias a los vecinos.

ZONA PREDILECTA

La disposición de la zona hace del calaix, una zona predilecta de la capital catalana para llevar a cabo este tipo de carreras.

La reurbanización llevada a cabo en la zona hace 5 años, dotó al espacio de una gran cifra de rampas que facilitan este tipo de sucesos.