ARCHIVADO EN:

La tensión entre los Mossos d’Esquadra y los okupas ha vuelto a Gràcia. Este miércoles, tras el desalojo de Ka La Kastanya, los jóvenes han salido a protestar de nuevo. Tras una breve concentración de casi un centenar de personas en las afueras de la estación de metro de Fontana, un grupo se ha desviado por Gran de Gràcia y ha llamado la atención de los agentes. Ha sido en ese momento cuando se han producido las primeras cargas y persecuciones policiales. Se han detenido a dos personas y dos agentes han resultado heridos durante los enfrentamientos.

Los incidentes se han iniciado en la calle Rosa con Gran de Gràcia, donde algunas personas han accedido a un inmueble supuestamente okupado. Al acercarse otros manifestantes al lugar, los antidisturbios han cargado contra ellos, encapsulándolos en una de las esquinas. Las cargas se han extendido tímidamente a Gran de Gràcia, donde han cesado. Más tarde, el grueso de la manifestación se ha desplazado por los callejones adyacentes para aproximarse al nuevo inmueble okupado. En una de esas calles, se ha vuelto a producir una carga policial y el lanzamiento de algunos objetos por los protestantes.

Momentos de tensión durante la protesta contra el desalojo de Ka La Kastanya / MA
Momentos de tensión durante la protesta contra el desalojo de Ka La Kastanya / MA

En todo momento, el dispositivo policial ha contado con la presencia de un helicóptero de los Mossos sobrevolando la zona. Asimismo, otros agentes han grabado con cámaras a los manifestantes –una práctica policial cada vez más habitual–, y al inicio de la concentración han cacheado a las personas que tenían previsto asistir a la manifestación. Durante su protesta han coreado cánticos como "Ka La Kastanya resisteix" o "no hi ha dret, gent sense casa, casa sense gent". Varias furgonetas de la BRIMO han acordonado la zona para blindar la manifestación y aislarla del resto de simpatizantes que se congregaban en los alrededores.

Una de las detenciones se ha producido en Torrent de l'Olla, después de que algunos manifestantes lanzaran piedras contra una sucursal bancaria. El segundo detenido se ha enfrentado supuestamente contra los agentes antidisturbios y ha sido acusado de un delito de atentado a la autoridad.

Momento de la detención de uno de los manifestantes / MA
Momento de la detención de uno de los manifestantes / MA

DOS RESPUESTAS A LOS DESALOJOS

Este miércoles, los Mossos d'Esquadra han desalojado el inmueble okupado bautizado como Ka La Kastanya. Los jóvenes llevaban semanas alertando de la amenaza de desalojo, pidiendo la solidaridad del resto de okupas de la ciudad. Como es habitual, habían prometido resistencia al futuro desalojo, pero de nuevo la policía los ha cogido desprevenidos a altas horas de la madrugada, siguiendo el mismo modus operandi aplicado en este tipo de casos.

Los jóvenes okuparon este lugar como respuesta al desalojo del edificio bautizado como Ca la Trava, ubicado en Travessera de Gràcia, que se produjo en octubre de 2018. Ese mismo día por la tarde el caos se apoderó de las calles del centro de Gràcia, donde prendieron fuego a un local de la inmobiliaria Tecnocasa y levantaron barricadas en algunos puntos del barrio con contenedores en llamas. Semanas después, okuparon el edificio hoy desalojado, que sustituyó al antiguo Ca La Trava, ya derruido por su propietario –la inmobiliaria La Llave de Oro– y dispuesto para levantar un nuevo edificio.

Nuevo inmueble okupado en Gran de Gràcia tras la manifestación
Nuevo inmueble okupado en Gran de Gràcia tras la manifestación