Llega la Semana Santa y empieza la temporada de playas en Barcelona. El Ayuntamiento pone en marcha este sábado algunos de los servicios que estarán en funcionamiento en el litoral de la ciudad hasta el 29 de septiembre. Concretamente, este fin de semana arrancan los servicios de vigilancia, prevención e información ciudadana. Hasta el próximo día 22 de abril, el consistorio tendrá estos operativos activos dentro de "la temporada media de playas", que también estará operativa los días 27 y 28 de abril y del 1 al 24 de mayo.

La temporada alta de baño se iniciará el 25 de mayo y se prolongará hasta el 15 de septiembre. La segunda quincena de septiembre se retomarán los servicios correspondientes a la temporada media. El Ayuntamiento asegura que este año los usuarios de las playas tendrán un 15,4% más de espacio libre a su alrededor después de que se se hayan reducido los permisos de ocupación para instalar parasoles y tumbonas, lo que ha permitido contener la saturación en las playas de Ponent, Sant Sebastià, Sant Miquel, Barceloneta y Somorrostro.

CUATRO MILLONES DE PERSONAS EL AÑO PASADO

Las playas de Barcelona, que el año pasado fueron visitadas por cuatro millones de personas, dispondrán de 117 lavabos públicos, de los que 29 son adaptados. Durante la temporada media de baño, los lavabos funcionarán de las 10.30 a las 18.30 horas. El horario se ampliará hasta las 21.00 horas durante el verano. Además, los servicios de playa incluyen este año 97 duchas y 15 chiringuitos de playa con una terraza autorizada de unos 100 metros cuadrados.

Coincidiendo con la temporada media de baño, el Ayuntamiento refuerza los servicios de limpieza de las playas e incorpora al servicio de limpieza de la arena, los trabajos de mantenimiento y de limpieza del agua y del litoral. El número de papeleras presentes en las playas pasa de 50 a 274. Entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, los servicios de limpieza serán diarios, con 26 equipos de trabajos con 43 operarios y 17 vehículos.

PLAYA PARA PERROS

La playa para perros, la de Llevant, volverá a abrir este verano, desde el 25 de mayo al 25 de septiembre. También se llevará a cabo por segundo año consecutivo una prueba piloto de una nueva silla de vigilancia para los socorristas que se instalará en la playa de la Nova Icària. Y los bañistas dispondrán de 15 puntos wifi para garantizar la señal en el litoral barcelonés.