La capital catalana, en contra de la venta ilegal de rosas. El próximo martes 23 de abril, durante la jornada de Sant Jordi, el Consejo de Gremios quiere poner coto a la competencia desleal. Se calcula que habrá entre 2.000 y 2.500 paradas no autorizadas de rosas y libros.

El Presidente del Consejo de Gremios de Comercio, Servicio y Turismo, Joan Guillén, ha destacado su compromiso “contra la competencia desleal” en el sector. Por otro lado, el Gremio de Libreros ha asegurado que “en el mundo del libro el intrusismo no se nota tanto”.

CONTROL DE LAS ACTIVIDADES NO AUTORIZADAS

Para hacerlo posible, el intendente de la Guardia Urbana, Benito Granados, ha explicado que harán un “control de las actividades no autorizadas” e intervendrán el material de las paradas sin licencia, desde “primera hora de la mañana”.

En este sentido, Granados ha asegurado que desplegarán un dispositivo pensado para minimizar el impacto negativo del intrusismo y ha destacado que “el consumidor también tiene la responsabilidad de decidir a quién compra”.

4.000 PARADAS LEGALES DE ROSAS Y 1.000 DE LIBROS

En cuanto a la previsión de ventas, el Presidente del Consejo de Gremios ha señalado que esperan una “ligera tendencia a la baja” en las ventas de rosas de este año, aunque ha matizado que la caída es “casi imperceptible”.

En este sentido, se calcula que el próximo 23 de abril la capital catalana cuente con 4.000 paradas de rosas y 1.000 más de libros.