ARCHIVADO EN:

El tema de la residencia para menores extranjeros no acompañados (menas) que debe ubicarse en el distrito de Sant Martí comienza a tomar importancia. Los vecinos de La Verneda, el último lugar donde algunas fuentes municipales apuntaban como nueva ubicación del macrocentro, se movilizarán a partir de ahora porque no han recibido explicaciones sólidas por parte de los munícipes sobre el proyecto.

Tras destapar Metrópoli Abierta la posibilidad de que la residencia pudiese ir en la confluencia de la Rambla Guipúscoa con la calle Ca n’Oliva, los desmentidos fueron inmediatos. Pero, a la hora de la verdad, el Ayuntamiento prefiere dar largas al asunto y no prometer algo que no pueda cumplir. La consecuencia es que una asociación de vecinos de La Verneda y La Pau (polígono que está justamente enfrente de la ubicación del centro) ha llamado a los ciudadanos del barrio a manifestarse el próximo día 5 de octubre, en una movilización que ya tenían prevista los vecinos del Besòs, que tampoco han recibido explicaciones precisas del consistorio.

Los vecinos querían que el concejal del distrito, el socialista David Escudé, aclarase todos los rumores que circulan, pero la reunión no fue precisamente satisfactoria. “Después de la asistencia a la audiencia pública del conseller del distrito de Sant Marti el pasado miércoles y ver que ni niegan ni desmienten que el solar para la ubicación de estos jóvenes menas es el descampado de La Pau, estamos mucho más preocupados”, dice un aviso de esta asociación.

DOS MANIFESTACIONES

El comunicado explica que ante los rumores no desmentidos por el Ayuntamiento y la inseguridad, se sumarán “a la manifestación que realizan los vecinos del Besòs, que tendrá lugar el 5 de octubre y que se iniciará a las 17 horas de la tarde”. Los vecinos de La Verneda y de La Pau se concentrarán a las 16.30 horas en la confluencia de las ramblas Prim y Guipúscoa y bajarán para encontrarse “con ellos en el BBVA. Todos los vecinos detrás de una misma causa. ¡¡¡Por un barrio digno!!!”.

El solar junto al Fòrum con pancartas en contra de los Menas / JORDI SUBIRANA
El solar junto al Fòrum con pancartas en contra de los Menas / JORDI SUBIRANA

En su página de Facebook, esta asociación advierte que el portal es “muy serio” y subraya que “ni mentimos ni somos de ningún partido político. Que nadie nos falte al respeto llamándonos mentirosos, racistas, etcétera. Detrás de esto hay mucho trabajo para que lo tiréis por tierra”. Esta plataforma fue creada el pasado 15 de septiembre (“debido a los problemas de seguridad del barrio y por el incremento de la delincuencia, para poder compartir con los vecinos todo aquello relacionado con el tema y, al mismo tiempo, poder tomar acciones conjuntas para poder solucionar el problema que cada vez se hace más evidente”) y ya tiene 555 amigos en su página de la Red.

CONTRADICCIONES ENTRE ASOCIACIONES

La preocupación de esta asociación de vecinos contrasta con la postura que ha mantenido la Asociación de Vecinos de la Verneda Alta , fuentes de la cual afirman que “el Ayuntamiento ha desmentido que en el solar en cuestión vaya a ir una residencia de menas”. Lo cierto es que tampoco han desmentido categóricamente que no vaya a ir, como sería lógico, ya que, según confirmaron fuentes municipales a este diario, los terrenos citados han sido objeto de conversaciones entre la Generalitat y el Ayuntamiento.

La Asociación de Vecinos de la Verneda Alta asegura, contrariamente a lo que entendieron otros vecinos que la residencia está descartada. “Las noticias difundidas por redes sobre la posible ubicación de un centro para menores no acompañados en terrenos del Fòrum o Verneda-La Pau no son ciertas, indica el concejal de distrito”, afirma esta asociación en un comunicado a los vecinos.

¿COMPETENCIA DE LA GENERALITAT?

A continuación, se limita a señalar que “también informamos que la ubicación y gestión de estos centros para acompañar a niños y jóvenes menores extranjeros desamparados es competencia de la Generalitat de Cataluña, que a fecha de hoy todavía no se ha pronunciado sobre una futura ubicación del centro”.

Entre bambalinas, los responsables municipales tratan de calmar las aguas vecinales. Prometen consensuar cualquier decisión, pero no hay nada claro. “La ubicación es una responsabilidad que se ha de tomar entre todos, pero quien tiene la última palabra es la Generaliat, que lo único que tiene claro es que el centro programado ha de ir en Sant Martí”, admiten fuentes vecinales a Metrópoli Abierta. La partida sigue abierta.