Los trabajadores del Metro de Barcelona están indignados con la gestión de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) por el asunto del amianto en la red. Es por eso que, en el marco de la huelga en la que se encuentran inmersos, más de 400 trabajadores han trasladado este lunes su protesta a las calles. La marcha ha empezado a las 17 horas en plaza Universitat y terminará en la plaza Sant Jaume, delante del Ayuntamiento, tras recorrer la Gran Via –que han cortado durante varios minutos en el cruce con paseo de Gràcia– Pau Claris y Via Laietana.

“Tú, que estás mirando, también te están matando”, “Morir por trabajar se tiene que acabar” son algunas de las duras consignas que claman los presentes apoyados por otros colectivos como Yayoflautas y la Asociación de Víctimas Afectadas por el Amianto en Catalunya.

PAROS POR LA HUELGA

La presidenta del comité de empresa, Amada Álvarez, ha celebrado el seguimiento del paro de esta mañana, que se repite de 16 a 20 horas y a partir de las 21.35 horas, como harán también los trabajadores el lunes 28 de abril. Por su parte, el presidente de la Asociación de Víctimas Afectadas por el Amianto en Catalunya, Benedicto Martino Cruz, ha recalcado su apoyo a los trabajadores del Metro y ha criticado que la empresa municipal actúe como si hubiera "amianto del bueno y amianto del malo y no se hagan responsables".

“Hoy estamos peor que hace un mes", ha desvelado el miembro del comité de huelga David Vázquez, según ha indicado Europa Press. Según él, los trabajadores están muy concienciados porque se trata de un asunto de salud. Tal como ha relatado, se les propuso analizar todos los elementos del Metro pero al final se ha optado por hacerlo de los trenes posteriores a 2005, según él, cuando los trabajadores quieren examinarlo todo.