ARCHIVADO EN:

Una cincuentena de personas han acudido a la convocatoria de la plataforma 'Por España me atrevo', que había llamado a los ciudadanos de Barcelona a manifestarse delante de la sede de la CUP bajo el lema 'Els carrers ja no son vostres' (la calle ya no es vuestra).

Poco después de las 12 han llegado a la sede de la CUP, en la calle Caspe de Barcelona, donde se han encontrado con una importante presencia de simpatizantes del partido independentista, que los superaban ampliamente en número. El viernes, la CUP pidió a la Junta Electoral de Zona de Barcelona (JEZ) y al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya la suspensión de la manifestación convocada  'Por España me atrevo'.

Ante la inacción de los dos estamentos y la autorización para la manifestación, el número 5 de la CUP en la lista por la demarcación de Barcelona para el próximo 21 de diciembre, Jordi Salvia, hizo un llamamiento a los militantes y simpatizantes del partido para que acudieran a la sede a defenderla ante la concentración de la ultraderecha española.

"Una Junta Electoral que no ha dudado y ha corrido mucho a la hora de prohibir lazos amarillos y colores que representan libertad, pero que se ha inhibido en el momento de prohibir manifestaciones fascistas ante nuestra sede", ha reprochado la número 2 de las listas de la CUP por Barcelona, Maria Sirvent.

Entre los asistentes a la convocatoria de la CUP para defender su sede destaca la presencia del exlíder de Catalunya en Comú en el Parlament, Albano Dante.

TENSIÓN AL JUNTARSE

Un despliegue policial ha evitado que las partes se juntaran y se han producido cánticos e insultos desde ambos bandos, sin que la tensión presente llegara a mayores.

 

Dentro de la sede de la CUP, la dirección del partido ha sentado las líneas básicas del programa con el que concurrirán a las elecciones del próximo 21 de diciembre.

Miembros de la CUP participaron este mismo año en un escrache en la sede del PP que terminó con la actuación de los Mossos d'Esquadra desalojando el local.