Los taxistas de Barcelona, que mantienen el corte de la Gran Vía de la capital catalana desde el viernes y por tercer día consecutivo, preparan "una acción sorpresa" este lunes para seguir protestando por el decreto, impulsado por la Generalitat, que pretende regular el servicio de los servicios VTC, significativamente representados por las plataformas Cabify y Uber.

Tras un domingo lluvioso, el sector del taxi se prepara para endurecer este lunes las acciones y bloquear Barcelona, mientras la Generalitat, contrariada y pidiendo a la alcaldesa Ada Colau "que se moje", ha informado que tiene previsto reforzar el transporte público y controlar la entrada de vehículos en Barcelona. En especial, reforzará el transporte en el aeropuerto de Barcelona-El Prat.

La jornada clave será el primer día laborable de esta semana. No solo se espera mucho jaleo en Barcelona, sino también en Madrid, donde también se ha convocado un paro de taxistas. En otras ciudades, como Cuenca (en Valencia, se debate la posibilidad de unirse) también irán a la huelga.

"Venimos advirtiendo a la administración de que la tensión irá en aumento, y que muy posiblemente empezaremos a ver situaciones, escenarios y acciones que se escapan a nuestro control", asegura una notificación de Élite Taxi.

"No podemos descartar un escenario donde se produzcan acciones diferentes por toda la ciudad y al mismo tiempo. En el momento que esto pueda empezar a suceder, advertiremos a las administraciones que la situación se nos ha ido por completo de las manos, algo de lo que ya venimos advirtiendo", alerta esta asociación, una de las que cuenta con más fuerza en el colectivo.

El portavoz de la plataforma, Alberto 'Tito' Álvarez, planteó la posibilidad de ir a protestar ante el departamento de Economía de la Generalitat, por entender que el conseller de Territori i Sostenibilidad, Damià Calvet, es partidario de ampliar el período de precontratación de los VTC más allá de 15 minutos, mientras que el depatamento de Economía actúa como freno a esa opción.

EN TODA CATALUNYA

Como informamos en otra parte, a la protesta de los taxistas de BCN se han ido sumando colectivos de otras poblaciones de la provincia de Barcelona, como Manresa, Mataró, Terrassa, Sabadell (este lunes habrá una marcha lenta), así como de toda Catalunya: Lleida, Tarragona y Sitges, la comarca del Baix Ebre y la zona del Pirineu.

Desde el Sindicat del Taxi de Catalunya (Stac) se ha hecho un llamamiento a todos los taxistas a "solidarizarse y apoyar" a sus compañeros barceloneses. 

El portavoz de Elite Taxi, Alberto 'Tito' Álvarez  / EFE
El portavoz de Elite Taxi, Alberto 'Tito' Álvarez  / EFE

"La tensión irá en aumento, y muy posiblemente empezaremos a ver situaciones, escenarios y acciones que se escapan a nuestro control”, se lee en el comunicado de Élite Taxi, difundido este domingo.

RECHAZO A LA PROPUESTA

Como se sabe, los taxistas de Barcelona rechazaron el sábado por la noche, en asamblea celebrada en la confluencia entre Gran Via y paseo de Gràcia, la propuesta de la Generalitat, que suavizaba uno de los puntos polémicos del decreto: la contratación de un servicio de VTC a partir de 15 minutos

El conseller de Territori i Sostenibilidad, Damià Calvet, pidió, en una reunión "tensa y dura”, según los sindicatos del taxi, que la misma normativa recogiera una horquilla de tiempo adicional en base a criterios territoriales, medioambientales y de duración del servicio. Ese plazo lo fijaría cada uno de los ayuntamientos o, en el caso de la capital catalana, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), a través de un reglamento.  

Calvet ha asegurado este domingo, en declaraciones a Rac-1, que está “decepcionado” después de que la asamblea de taxistas rechazara el sábado por la noche su oferta. El conseller ha explicado que habló personalmente con el President de la GeneralitatQuim Torra, para validar la protesta, pero ha sostenido que el colectivo de taxistas ha actuado de forma “intransigente”.

Este lunes, Calvet tiene previstas diferentes reuniones para intentar solventar elproblema. La primera será con la AMB; luego espera encontrarse con diferentes sectores económicos de la ciudad, a los que explicará su propuesta, y, finalmente, lo hará con los representantes de los VTC. No será hasta el martes que volverá a reunirse con los representantes sindicales de los taxistas y con la AMB, como ocurrió el sábado.

Como explicaba Álvarez, algunos de los representantes del comité de huelga del taxi salieron de la reunión esperanzados, hasta cierto punto, por la propuesta de la Generalitat. Sin embargo, en la asamblea posterior, la mayoría de los taxistas ("somos una organización asamblearia", ha dicho Álvarez) votó por rechazar la propuesta de la Generalitat.

Álvarez ha afirmado que, en principio, no tienen prevista ninguna nueva reunión con la Generalitat, pero que están dispuestos a volver a verse con el Govern para continuar negociando. Antes de que se rompiera los contactos, se hablaba de un nuevo encuentro para el martes, aunque esta cita ahora no está muy clara, dados los acontecimientos de las últimas horas.

LAS VTC ENTRAN EN JUEGO 

Por su parte, el conseller de Territori y Sostenibilidad se reunirá este lunes a las 10:30 con los representantes de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) en la sede de la Conselleria en Barcelona, a fin de negociar sobre la nueva regulación que quiere aprobar el Govern de la Generalitat con respecto a este tipo de transportes.

Un conductor de VTC sufrió una crisis de ansiedad / Archivo
Un conductor de VTC sufrió una crisis de ansiedad, el viernes / Archivo

El portavoz del grupo Vector Cabify, Carles Segarra, ha asegurado en TV3 que este sábado la Generalitat le pidió que abandonaran la concentración del sábado por la noche en la avenida Diagonal, que secundaron un centenar de VTC, a lo que accedieron a la espera de la reunión de este lunes.

"Decidimos confiar en la palabra de Calvet", ha explicado Segarra, que ha sostenido que si de la reunión no sale una propuesta de su agrado, no descartan hacer nuevas concentraciones.

Por su parte, fuentes de Unauto VTC han asegurado a Europa Press que la propuesta de la Generalitat de obligar a los VTC a precontratar sus servicios con 15 minutos de antelación pone en riesgo unos 4.000 empleos en el sector y puede afectar a 2 millones de usuarios.

ENCUENTRO BILATERAL

Los VTC se concentraron el sábado en la Diagonal para pedir participar en la reunión que se celebraba en ese mismo momento entre la Generalitat, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y el comité de huelga de los taxistas. También en protesta contra los "actos de violencia de los sectores más radicales del taxi"  contra los vehículos VTC, especialmente el viernes.

Hasta las dos del mediodía bloquearon parte de la Diagonal con unos 900 coches, según fuentes del sector. Aplazaron su protesta después que desde la Conselleria de Territori les hayan convocado al encuentro bilateral de este lunes.

El conseller de Territori de la Generalitat, Damià Calvet / EUROPA PRESS
El conseller de Territori de la Generalitat, Damià Calvet / EUROPA PRESS

“Hay un decreto ley del Gobierno central que regula una moratoria para que podamos seguir trabajando durante cuatro años en centros urbanos. Después, sólo podremos dar servicios interurbanos. La Generalitat no puede ahora romper esta norma. Se ha de cumplir el decreto de Madrid, y punto. Están en juego los puestos de trabajo de 3.148 personas en Catalunya”, ha explicado a El Periódico José Maria Goñi, presidente de la patronal Unauto en la comunidad autónoma.

PISARELLO, EN LA LUNA

Con todo lo que está cayendo, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha considerado este domingo una “buena noticia” la propuesta de la Generalitat para ampliar los 15 minutos para reservar una VTC y fijar una horquilla temporal adicional. En una entrevista en Rac-1, el hasta ahora número 2 de Ada Colau (ya no lo será) ha admitido que la AMB, que preside la alcaldesa, tiene la idea de establecer una hora como tiempo mínimo de antelación. “Hace unos días parecía irresoluble, pero ahora parece que hay un posible camino de salida”, ha celebrado.

Gerardo Pisarello ve una salida fácil  / EUROPA PRESS
Gerardo Pisarello ve una salida posible  / EUROPA PRESS

Sin embargo, la postura de los taxistas de Barcelona hace pensar que esta propuesta de la AMB será rechazada. De hecho, en las asambleas que se suceden en la Gran Via se defiende la necesidad de que dicho tiempo para la contratación de vehículos VTC sea de entre 6 y 24 horas antes del servicio.