ARCHIVADO EN:

Varios representantes de 'gobierno de Tabarnia' han simulado el funeral de la república catalana. Justo cuando se cumple un año de la frustrada declaración de independencia del presidente Carles Puigdemont, los tabarneses se han personado en el paseo Lluís Companys para celebrar el acto del entierro de la república.

Durante el acto, que se ha celebrado al son de las notas del Virolai, Miquel Martínez, miembro del gobierno de Tabarnia que preside en dramaturgo Albert Boadella, ha depositado una urna llena de lazos amarillos, en la que aparecía la inscripción ' Generameitat de Catalunya', ante una lápida funeraria en la que podía leer: "Aquí reposan los restos de la República Catalana que duró 8 segundos. Tras un años sin reconocimientos internacionales ha dejado de existir 'llacidament'. A las 17.14 horas del 27 de octubre del 2018".

Tras depositar la urna en el suelo, Miquel Martínez ha pronunciado un pequeño discurso en el que ha dicho: "Catalanes, españoles, tabarneses... la república catalana ha muerto. Tras un año en que sólo duró ocho segundos y quedó suspendida, tras no tener ningún reconocimiento internacional, ha dejado de existir. Por eso, el gobierno de Tabarnia ha decidido homenajear sus exequias, trozos de plástico amarillo que han quedado para la memoria".

El representante del gobierno de Tabarnia ha terminado diciendo que "los padres de esta república maltrecha se han fugado a Suiza, Bélgica y Escocia y no rinden cuentas, el gobierno de Tabarnia, que sigue en el exilio y represaliado, pide que tenga un descanso eterno, pero eterno de verdad, y que no vuelva nunca más"

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.