ARCHIVADO EN:

La imposibilidad de aprobar los Presupuestos Generales del Estado ha precipitado al presidente del Gobierno español a la convocatoria de elecciones. La fecha elegida por Pedro Sánchez será el 28 de abril, con la campaña electoral en plena Semana Santa. Previamente al anuncio oficial, el presidente ha comunicado la fecha a sus ministros.

Los presupuestos más sociales de la democracia española no se aprobaron porque ERC y PDeCAT se alineraron con Ciudadanos y PP. Días antes, el PSOE dio por roto el diálogo con las fuerzas independentistas por la insistencia de los soberanistas en poner sobre la mesa el derecho de autodeterminación. En el anuncio de la convocatoria de las elecciones, Sánchez ha vuelto a tender la mano al diálogo "dentro de la Constitución y la legalidad".

LA OPOSICIÓN, DESLEAL

Sánchez llegó a la presidencia del Gobierno hace ocho meses tras ganar una moción de censura, la primera en la historia de la democracia española, con el apoyo de Podemos, ERC y PDeCAT, entre otros partidos. La moción de censura llegó con el inicio del juicio al PP por corrupción. Sánchez ha defendido este viernes la legitimidad de su gobierno, amparado en la Constitución, y ha acusado a la acusación de desleal.

El presidente del Gobierno disolverá las Cortes el 5 de marzo y la campaña electoral se iniciará la medianoche del 13 de abril, coincidiendo con el inicio de Semana Santa. Las elecciones generales tendrán lugar cuatro semanas antes de las municipales, previstas para el 26 de mayo. La convocatoria