ARCHIVADO EN:

Llega la recogida más grande de la historia este sábado. La iniciativa ciudadana No Más Colillas en el Suelo Barcelona prepara una quedada para reunir un millón de restos de cigarrillos y construir una montaña de la vergüenza, según han detallado este martes a través de un comunicado.

El objetivo es sensibilizar a la población sobre el problema que suponen las colillas en el suelo para el medio ambiente, la salud pública y la de los animales. De hecho, esta misma semana se ha viralizado una escalofriante imagen de un ave alimentando a su cría con una colilla encontrada en la playa. Además, bajo el lema "Tu cigarrillo, tu responsabilidad" quieren concienciar de que la colilla aún no puede reciclarse de manera sostenible ni con garantías, por lo que se debe tirar en ceniceros, papeleras o contenedores grises.

INCIDENCIA EN LA CADENA TRÓFICA

La situación es alarmante. Tal como recalcan, la presencia de colillas en estómagos de aves y animales marinos indica que estos plásticos ya han entrado en la cadena trófica. Es por eso que la organización ha pedido a las autoridades que busquen soluciones para concienciar a la ciudadanía y terminar con este residuo, que califican de "altamente tóxico y muy peligroso".

La recogida ha empezado este sábado y espera conseguir un millón de colillas / EUROPA PRESS
La recogida de este sábado espera conseguir un millón de colillas / EUROPA PRESS

Los filtros de los cigarrillos también un impacto medioambiental puesto que se fabrican con acetato de celulosa y, una vez usados, se empapan de los tóxicos contenidos en los cigarrillos industriales (nicotina, el alquitrán, el arsénico y metales pesados). Además, la fotodegradación se integra en el entorno sin que el ojo humano lo perciba.

Inspirada en la recogida de julio del año pasado, esta edición todavía más ambiciosa se iniciará a las 10 horas en el Espigó del Gas. Además de los voluntarios, se unirán miembros de WWF Barcelona, Pure Clean Earth, Greenpeace Catalunya y otras ONG medioambientales. A las 11.30 horas apilarán las colillas recuperadas y otras almacenadas en los últimos años.