Los posibles enfrentamientos entre grupúsculos ultras de diferentes signos políticos -derecha e izquierda- se han dejado ver este martes durante las horas previas a la manifestación convocada por las entidades independentistas en la Diagonal de Barcelona con motivo de la Diada

El primer amago ha podido verse durante la ofrenda floral en el monumento a Rafael Casanova, cuando han aparecido dos grupos de extrema derecha; uno independentista, el Moviment Identitari Català (MIC), y otro unionista, la Plataforma per Catalunya (PxC).

Ambos grupúsculos, por separado, se han encontrado de frente con una concentración de signo independentista, pero radicalmente de izquierdas, formado por miembros del partido político CUP, los CDR (Comités de Defensa de la República) y otros grupos antifascistas.

Los ultra izquierdistas han impedido el paso a los ultraderechistas a los gritos de “Fuera el fascismo de nuestros barrios” y “Ni un paso atrás, contra el fascismo, acción directa”.

Para evitar que el lance fuera a más y se les escapase de las manos, la BRIMO de los Mossos d'Esquadra ha tenido que intervenir creando un cordón de seguridad alrededor de ambos grupos ultraderechistas, que no han podido hacer su ofrenda floral.

INVITADOS EUROPEOS

El MIC, que ha exhibido pancartas de "Cataluña catalana" y ha protagonizado cánticos a favor de Terra Lliure, tenía previsto hasta cuatro actos más durante la Diada, entre ellos participar en la gran manifestación convocada por la ANC. Por su parte, los grupos antifascistas han creado la etiqueta "#11sAntifeixista" en Twitter para impedir que puedan participar.

Además de MIC y PxC, durante las primeras horas de la Diada se han detectado más grupos de ultra derecha entre los que cabe destacar el partido Som Catalans, que había invitado al partido ultraderechista italiano Liga Norte a la ofrenda floral, con el eurodiputado Mario Borghezio al frente. 

No es el único caso, ya que junto a los italianos también han acudido miembros del Vlaams Belang belga y del Identity Ireland irlandés.