El PSC ha sido el partido más madrugador en arrancar la campaña de las municipales del 26 de mayo. Lo ha hecho a media tarde de este jueves en la rambla de Prim con la calle de Pujades. El alcaldable Jaume Collboni ha iniciado el partido en casa, en el barrio del Besòs-Maresme del distrito de Sant Martí, un feudo socialista. “Un barrio obrero”, en palabras del exregidor de Sant Martí, Francesc Narváez. En todos los comicios al Ayuntamiento de Barcelona, los socialistas han ganado en Sant Martí. La única ocasión que no lo hizo fue en 2015. Aquella vez se impuso Ada ColauEl pasado 28 de abril, en las generales, el PSC logró de nuevo la victoria en Sant Martí.

Un tiempo apacible ha acompañado la presentación de los socialistas. 350 personas, la gran mayoría de avanzada edad, han llenado la confluencia de Prim con Pujades. Las banderas rojas ondeaban en la plazoleta de la rambla. También estaba junto al candidato socialista una parte del colectivo paquistaní de la ciudad, que ya se posicionó favorablemente a Collboni en las primarias socialistas de 2014 al Ayuntamiento de Barcelona. Al fondo, en la tarima, el logo de campaña del PSC: Tornem a ser Barcelona. Collboni, alcalde socialista.

"PADRES POLÍTICOS"

“Ser un alcalde socialista es tener unos referentes. En la vida tienes que tener padres políticos. Yo los tengo. Otros candidatos, no los tienen. Tengo a Narcís Serra, a Joan Clos y a Jordi Hereu, alcaldes socialistas que me han acompañado y me acompañarán en mostrar lo que es ser alcalde un alcalde socialista”, ha subrayado Collboni. “La respuesta que recibo en todos los barrios de Barcelona es que Colau no ha hecho nada. Nosotros sí hacíamos. Colau no ha hecho nada porque se ha despistado. Ha estado más pendiente del independentismo que de lo que decían los vecinos”, ha añadido Collboni, escuchado desde primera fila por Laia Bonet, Albert Batlle, Montserrat Ballarín y David Escudé, los números 2, 3, 4 y 5 de su candidatura.

Otro de los referentes de Collboni es Narváez. "Era un regidor de picar piedra. Todo el mundo lo recuerda". Y eso hará el PSC para intentar recuperar la alcaldía: picar piedra durante 15 días, mucha piedra. En Sant Martí, la batuta de la campaña la llevará Escudé. El excomisionado de Deportes es hijo del barrio de Clot y conoce de primera manno a todas las entidades de un distrito que será clave en los comicios del día 26. 

En el arranque de campaña, Collboni ha estado acompañado del secretario general del PSC, Miquel Iceta; el ministro en funciones de Asuntos Exteriores y candidato a las elecciones europeas, Josep Borrell, la ministra en funciones de Industria, Reyes Maroto, y el expresidente de la Generalitat, José Montilla. Un emocionado Iceta ha tenido palabras de recuerdo para Alfredo Pérez Rubalcaba, el exsecretario general del PSOE y exministro que se encuentra en estado de extrema gravedad tras sufrir un ictus. Iceta también ha dicho que si el Parlament de Cataluña quiere será el próximo presidente del Senado, aunque ha anunciado que no renunciará al escaño en la cámara catalana.

Militantes y simpatizantes del PSC en el inicio de la campaña de las municipales / JORDI SUBIRANA
Militantes y simpatizantes del PSC en el inicio de la campaña / JORDI SUBIRANA

“¿Sabéis cuánto hace que no el Senado no tiene un presidente catalán?”, se ha preguntado Borrell en el inicio de su intervención. El ministro ha recordado que fue Laureano Figuerola, nacido en Calaf. “Napoleón todavía estaba por España. Figuerola inventó la peseta. Hemos pasado de la peseta a Iceta”, ha bromeado Borrell, que ha intercalado el catalán y el castellano en su discurso. Más moderado que otras veces, el de La Pobla de Segur ha asegurado que “Cataluña ahora no pinta demasiado en España. No no queremos ir. Queremos hacer una España mejor”.

EL INDEPENDENTISMO, “UN CANTO DE SIRENA”

Borrell se ha referido al independentismo como “un canto de sirena”. “No se puede desconectar Cataluña de España de la noche a la mañana". Y ha recordado que Cataluña también la ha hecho la gente llegada de muchos rincones diferentes, “también los emigrantes andaluces, extremeños han contribuido a la prosperidad de este país. Aquí no sobra nadie. En Europa tampoco”, ha subrayado el exsecretario de Estado de Hacienda, para quien “es el momento de que los ciudadanos se tomen en serio Europa. Europa no se hace sola. Muchas de las cosas que nos afectan diariamente no se deciden en Cataluña ni en España sino en las instancias europeas”. Según Borrell, en Europa un 20% de la población está por debajo del umbral de pobreza. “Hay gente que trabaja, pero que no puede vivir de su trabajo".

Borrell ve este mandato de Colau al frente del Ayuntamiento de Barcelona como “años de plomo” para la capital catalana. “Collboni, hemos puesto muchas esperanzas en ti. Cataluña y Barcelona merecen algo mejor de lo que tienen. Tu lucha es mi lucha”, ha espetado el candidato del PSOE a las elecciones europeas. El speech ha contagiado a Collboni: “Salimos a ganar estas elecciones. Salimos a ganar y a gobernar. Dentro de 15 días Barcelona volverá a tener un alcalde socialista. Dentro de 15 días tenemos que decidir si queremos seguir hablando del independentismo o queremos hablar de Barcelona y de su gente. Esta es la gran decisión que tenemos que tomar dentro de 15 días", ha soltado el alcaldable.

Collboni, Josep Borrell y Miquel Iceta, en el Besòs / EFE ALEJANDRO GARCÍA
Collboni, Josep Borrell y Miquel Iceta, en el Besòs / EFE ALEJANDRO GARCÍA

Collboni, que dice que quiere ser "un alcalde feminista, ecologista y europeísta, se ha encomendado a los cerca de 200.000 barceloneses que el pasado 28 de abril votaron a los socialistas en las generales. Las encuestas señalan que el concejal no es el favorito. Por delante tiene a Ernest Maragall y a Colau. Pero ante un panorama  político tan cambiante, las quinielas siguen abiertas. El PSC empieza a picar piedra durante 15 días para llegar al 26 de mayo con garantías de éxito.