La avenida del Príncep d'Astúries, la arteria que parte los distritos de Gràcia y Sarrià-Sant Gervasi, tiene los días contados con este nombre. El gobierno de Ada Colau ultima la expulsión del hijo del Rey -ahora el titulo de Princesa de Asturias lo tiene Leonor de Borbón- del callejero de Barcelona. Si hay voluntad política, el cambio de denominación de la calle por el de Riera de Cassoles perfectamente se puede hacer antes de las elecciones. Los trámites administrativos ya han culminado y nada impide que el cambio de nombre se pueda llevar a cabo en unas pocas semanas.

La placa con el nombre de la avenida del Príncep d'Astúries / HUGO FERNÁNDEZ
La placa con el nombre de la avenida del Príncep d'Astúries / HUGO FERNÁNDEZ

Fuentes municipales han informado a Metrópoli Abierta que el expediente ya tiene el visto bueno y solo queda que el primer teniente de alcaldía, Gerardo Pisarello (máximo responsable de la Ponencia del Nomenclátor) y la alcaldesa Ada Colau firmen el cambio de nombre de la avenida. El último trámite, la exposición pública del expediente, ha terminado sin que se hayan presentado alegaciones. También lo han confirmado el presidente del distrito de Gràcia, el concejal Gerard Ardanuy, y la plataforma Riera de Cassoles, que impulsó la modificación, a través de las redes sociales.

OBRAS DE REMODELACIÓN

Desde el Ayuntamiento no han querido asegurar que el cambio de las placas se vaya a llevar a cabo antes de las elecciones. Habitualmente, se suele buscar un día relevante (una fiesta mayor, un aniversario, etc). En este caso, además, se tienen que poner de acuerdo dos distritos. Una de las fechas que se baraja es hacer coincidir el cambio de nombre con el final de las obras de la remodelación de la avenida, previsto para finales de marzo. En cualquier caso, si se quiere hacer una inauguración oficial, ésta se tendrá que producir antes de la firma del decreto de convocatoria de los comicios, que en el caso de unas municipales es de 54 días antes.

El cambio en la avenida del Príncep d'Astúries fue aprobado el pasado verano por los plenarios de Gràcia y Sarrià-Sant Gervasi, aunque el proceso se inició a finales de 2015 con la constitución de la plataforma, como ya explicó Metrópoli Abierta en enero de 2018, y el posterior apoyo de unos 5.300 vecinos. En Gràcia, la propuesta recibió el visto bueno de Barcelona en Comú, ERC, PDeCAT y CUP, mientras que PSC, Ciutadans y PP se posicionaron en contra. En Sarrià-Sant Gervasi, Barcelona en Comú, ERC y PDeCAT repitieron el voto afirmativo, PP se mostró contrario al cambio y Ciutadans, curiosamente, se abstuvo. Ni CUP ni PSC tienen representación en este distrito. Tras ser aprobado por los plenos de los dos distritos, el cambio recibió el aval de la Ponencia de Nomenclátor. 

La avenida del Príncep d'Astúries, todavía en obras / HUGO FERNÁNDEZ
La avenida del Príncep d'Astúries, todavía en obras / HUGO FERNÁNDEZ

NOMBRE CON FRANCO

Con el cambio de nombre, la avenida, que transcurre entre la plaça de Lesseps y la Via Augusta, recuperará el nombre de Riera de Cassoles (por el torrente que enlazaba la riera de Vallcarca con la rieda de Sant Miquel), que tuvo hasta 1929, cuando se cambió por el de Príncep d'Astúries, aunque en 1931, con el triunfo de la República, pasó a denominarse calle de Enric Prat de la Riba. El triunfo franquista en la Guerra Civil tumbó a Prat de la Riba y recuperó el del título que ostenta el hijo del Rey. Fuentes municipales entienden que como el título de Príncipe de Asturias ahora no existe -oficialmente es Princesa de Asturias Leonor de Borbón- no hay lugar para ninguna polémica.