La avenida Príncep d'Astúries finalmente ha cambiado su nombre por Riera de Cassoles. Situada entre la plaza de Lesseps y la Via Augusta, en los distritos de Gràcia y Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona, ha inaugurado este domingo nueva nomenclatura y reurbanización.

 

 

UNA CELEBRACIÓN VECINAL

En un comunicado este domingo, el Ayuntamiento ha informado de que los vecinos han organizado una fiesta para acoger este nuevo nombre que sustituye al del monarca. El evento ha contado con la asistencia del primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, y del presidente de la Generalitat, Quim Torra.

 

 

El cambio de nombre es fruto de una iniciativa liderada por la Plataforma Riera de Cassoles, que se constituyó el 2015 cuando el Ayuntamiento aprobó promover el cambio de nombre de una docena de plazas y calles de la ciudad dedicadas a personalidades de la aristocracia borbónica. El nombre recupera la denominación de la Riera de Cassoles, frontera natural con el antiguo municipio de Gràcia, que coincide con el trazado actual de la calle.

CAMBIO DE NOMBRE, Y DE ASPECTO

Además de cambiar su nombre, la antigua avenida Príncep d'Astúries también estrena urbanización. Esta, que ha costado 4,6 millones de euros, estará finalizada el próximo lunes 1 de abril, aunque faltará terminar de colocar algunos elementos de mobiliario urbano y retirar armarios eléctricos y otras instalaciones.

El objetivo principal de la actuación ha sido aumentar el espacio para el peatón, revitalizar la avenida y mejorar la conexión entre los barrios por donde confluye la avenida.