Un agente de la Guardia Urbana de Barcelona ha disparado y matado este martes al mediodía a un perro que le ha mordido en un brazo tras pedir a su dueño que se identificara, según han informado fuentes municipales.

Una patrulla del distrito de Sants-Montjuïc ha querido identificar al hombre en la zona de la plaza Espanya cercana a la Gran Via y el perro -de raza indeterminada y corpulento- se ha abalanzado sobre uno de los agentes y le ha mordido en un brazo.

Ante el temor de que el perro le siguiera mordiendo en el resto del cuerpo, el agente le ha disparado, y el dueño del animal ha agredido a los policías, por lo que lo han detenido por atentado a la autoridad.

VERSIÓN DIFERENTE

Sin embargo, algunas personas han contado, a través de las redes sociales, una versión muy diferente. Según está versión, la Guàrdia Urbana ha acudido tras la llamada de los encargados de un hotel por la presencia de una persona que estaba durmiendo en la calle.

Según esta versión, se han personado en el lugar 5 coches patrulla de la policía municipal, que han propinado a la persona que estaba durmiendo varios golpes, mientras el perro se limitaba a ladrar. En un momento dado, uno de los policías ha sacado la pistola y le ha pegado un tiro al animal, que ha muerto al instante. Según esta versión, un vecino ha grabado toda la escena, mientras los policías le hacían fotos.