Uno de los habitáculos de los pisos colmena en la plaza Sant Miquel / MA
Uno de los habitáculos de los pisos colmena en la plaza Sant Miquel / MA

Plantan un piso colmena detrás del Ayuntamiento de BCN

La impulsora Haibu 4.0 quiere mostrar sus habitáculos al Gobierno de Ada Colau

Guardar
P. B.

La empresa Haibu 4.0, impulsora de los pisos colmena, ha sacado su producto a pasear por las calles de Barcelona. Tal como adelantó Metrópoli Abierta, en el marco de la denominada Operación Caballo de Troya, este lunes plantaron un piso colmena en plaza Sant Jaume para conseguir captar la atención de la alcaldesa Ada Colau. Así de paso, aprovecharon para hacer publicidad y dar a conocer la iniciativa que se está expandiendo a otras ciudades de España.

“No ha habido manera”, ha comentado el fundador Marc Olivé en declaraciones a este medio. Aun así, trataron de pasar la noche en la misma plaza, pero la Guàrdia Urbana no permitió que esto sucediera. Es por eso que guardaron el habitáculo en un camión de mudanzas y este martes a primera hora de la mañana han vuelto a la carga. “Vamos a liarla”, ha explicado Olivé.

UNA EXPOSICIÓN 'COLMENA' PERMANENTE

Su objetivo es dejar la exposición de forma permanente. Esta vez la han plantado detrás del Ayuntamiento de Barcelona, en plaza Sant Miquel, donde se quedará hasta que las autoridades procedan a retirarla. Por muchos acercamientos que propone Haibu 4., la posición del consistorio sigue siendo la misma: reticente y en actitud negativa.

El fundador de los pisos colmenta, Marc Olivé, dentro del habitáculo / MA
El fundador de los pisos colmenta, Marc Olivé, dentro del habitáculo / MA

En este sentido, la teniente de alcalde de Urbanismo de Barcelona, Janet Sanz, ha insistido en que precintarán cualquier vivienda que no sea legal, que no cumpla con una habitabilidad digna y de calidad. Asimismo, ha recalcado que el consistorio está buscando los pisos colmena camuflados: "Barcelona tendrá una respuesta negativa y contundente ante las viviendas que no cumplen con la legalidad", ha enfatizado. "Pararemos las obras y tiraremos adelante las sanciones pertinentes para el buen funcionamiento de la ciudad", ha prometido.

Por su parte, la empresa Haibu 4.0 defiende que se trata de una propuesta para dar salida a la situación de emergencia habitacional. Con precios que oscilan entre los 150 y los 300 euros, pretenden ofrecer una alternativa provisional a personas que no les llega el sueldo o la ayuda para alquilar una habitación en Barcelona.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.