ARCHIVADO EN:

Los lateros están cogiendo peso en Barcelona. Grupos de paquistaníes se han llegado a ver las caras en batallas campales con armas blancas, para decidir que clan se queda con el centro de la ciudad. Esta práctica es demasiado común, tienen pisos nevera en los que almacenan todas las latas y aprovechan las ventas a los turistas para ofrecerles droga. 

Referente a esta práctica, hoy algunos vecinos del barrio del Raval han sido testigos de un hecho inaudito. Según ha adelantado ElCaso.com, algunos testigos asegurarían haber presenciado la venta de latas de cerveza por parte de niños muy pequeños. Estos podrían rondar entre los cuatro y los seis años. 

TODO CALCULADO

Según asegura el medio los menores se habrían curado en salud vendiendo el alcohol en una calle próxima a la Rambla de Barcelona, en la que no hay tanta presencia policial.

Los vecinos han asegurado temen que esta practica pudiese desencadenar en la venta de droga por parte de menores. Estos niños estarían manipulando sustancias indebidas para su edad y no estarían escolarizados.