ARCHIVADO EN:

Centenares de motoristas han inundado este domingo por la tarde las calles del centro de Barcelona. Por quinto año consecutivo, Unlimited Racing Bikes ha organizado la Paponoelada, una multitudinaria rua de motoristas para recoger juguetes para los niños en riesgo de exclusión. Cada participante ha entregado un juguete, que serán donados a Cruz Roja.

Los motoristas se han paseado disfrazados de Papá Noel por algunas calles del Eixample. Según la organización, este año se han apuntado a la rua unas 4.000 personas, 500 más que el año pasado.

EXCESO DE RUIDO Y CONTAMINACIÓN

La marcha ha salido de la avenida de la Reina Maria Cristina y después ha pasado por la Gran Via hasta la plaza de Catalunya. Posteriormente, los motoristas han bajado hacia Via Laietana, han tomado el paseo Marítim hasta la avenida del Paral·lel para regresar al punto de inicio.

En las redes sociales, algunos usuarios han aplaudido la iniciativa, mientas que otros han criticado el ruido y la contaminación que la marcha de motoristas ha causado el centro de la ciudad. Genís Barrera ha escrito en twitter que se trata de "una marcha llena de ruido, contaminación de máquinas muy peligrosas que causan tantas enfermedades y víctimas", ha resumido Barrera, que  se preguntaba también si la Cruz Roja le tiene que dar apoyo.

Una usuaria, Natàlia Corrales, ha mostrado su apoyo a la iniciativa motera: "La que están liando los motoristas en el centro de Barcelona. Dad gas". El tweet incluye un vídeo que resume a la perfección lo que ha sido la marcha.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.