Como viene sucediendo en los últimos días, un par de centenares de peronas -a lo sumo- han cortado varias calles de Barcelona en la tarde de este jueves para reivindicar la libertad de los politicos presos, provocando cortes en el tráfico de la ciudad y que la Guàrdia Urbana haya tenido que intervenir.

En esta ocasión, los manifestantes independentistas lucían una gran pancarta de fondo negro y letras blancas -firmada por CDR Adrià- en la que podía leerse 'La Constitució és una puta farsa'. Con ella han paseado por la calle Aragón a la altura de Paseo de Gracia y alrededores, lo que ha provocado, como decíamos, varios cortes de circulación.

Los manifestantes han proferido los típicos cánticos a favor de los políticos independentistas presos, profiriendo sus nombres individuales y solicitando, para cada uno de ellos, la libertad.

La GU se ha visto obligada a modificar las rutas en Aragón y las calles adyacentes, lo que ha provocado no pocos problemas a los muchos conductores de vehículos que, aprovechando la festividad del día -Día de la Constitución- acudían al centro de Barcelona para realizar compras navideñas o, sencillamente, pasear por las calles más señaladas.

La manifestación se ha ido disolviendo al cabo de los minutos y, finalmente, todo ha vuelto a su cauce normal... a la espera de la siguiente.