ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra han cargado contra un grupo de manifestantes que estaban concenrtados en las puertas del Parlament cuando un grupo de los concenrados ha intentdo derribar las vallas que impedían el acceso a la sede parlamentaria.

Los manifestantes, que han accedido al Parc de la Ciutadella pese a que, en principio, estaba controlado por la policía autonómica para que no pudieran entrar, se han mantenido a las puertas del Parlament durante un tiempo cantando consignas a favor de la investidura de Carles Puigdemont como President, de la libertad de los presos políticos y de la independencia de Catalunya.

En un momento dado, un grupo de ellos ha intentado derribar las barreras que impdían el acceso al Parlament, pero se han encontrado con los mossos que se lo han impedido. El problema ha llegado cuando las fuerzas de seguridad se han visto rodeadas por grupos de manifestantes y se han visto obligados a sacar sus porras para defenderse.

Tambièn se ha producido una carga en las puertas que dan acceso al parque, cuando algunos manifestantes han intentado evitar que los policíascerraran las puertas.

Parte de los concentrados procedían de la manifestación que la ANC ha convocado en la plaza Sant Jaume y que han bajado hasta las puertas del parque de la Ciutadella, donde se ha dado por concluida. Sin embargo, muchos de los manifestantes han continuado y han entrado en el pàrque, donde ya se encontraban algunos concentrados.

Para evita que entrasen más manifestantes, la policìa ha optado por cerrar las puertas de acceso al parque, al tiempo que ha pedido a los que ya estaban dentro que salieran del parque.

Los que ya estaban dentro, en las puertas del Parlament, han lanzado gritos a favor de la república, han pedido la libertad de los presos políticos y han coreado consignas a favor de la investidura de Carlos Puigdemont, cuya 'presencia' en los alrededores del Parlament se ha limitado a las caretas con su imagen que portaban algunos manifestantes.

La ANC ha mantenido la llamada a la concentración pese a que el presidente del Parlament, Roger Torrent, había anunciado a primera hora de la mañana que el pleno de investidura quedaba aplazado, decisión que ha generado controversia entre los partidos independentistas. Estaba previsrto que la manifestación acabase a las puertas del Parc de la Ciutadella, pero sin acceder al mismo.

Durante la concentración han sido varios los representantes políticos de los partidos independentisxtas, JuntsxCat, ERC y la CUP, los que se han acercado al lugar donde se encontraban los manifestantes, tanto en el interior del parque como en las puertas de acceso, paa agradecer su presencia.

Por su parte, los diputados de Ciutadans han salido del edificio del Parlament escoltados por los mossos, que les han acompañado hasta su vehículos, entre gritos de "fascistas" y "botiflers" que les han dedicado los manifestantes que aún se mantenían en el interior del parque.

Cuando los diputados ya han abandonado el Parlament, un grupo de concenrtados ha hecho una asamblea y han decidido quedarse a pasar la noche en el parque.