ARCHIVADO EN:

El fallecimiento de una joven de 26 años esta madrugada en el Moll de Gregal (Port Olímpic) ha conmocionado a los barceloneses. Este miércoles, la Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno (Fecalon) ha lamentado el trágico suceso en la sala Smart, ha resaltado la "valentía de los miembros de seguridad" y ha exigido más efectivos policiales en la zona. Así, reclaman a “las autoridades gobernativas (municipales y autonómicas con competencias expresas en materia de seguridad pública) mayor presencia de operativos policiales”, según han subrayado a través de un comunicado al que ha tenido acceso Metrópoli Abierta.

A su parecer, “no se debe depositar (como se está haciendo hasta ahora) en los equipos privados de seguridad y control de accesos de los bares, salas de fiesta y discotecas, la responsabilidad de la resolución de los problemas que, en materia de criminalidad, sufre nuestra ciudad”.

PROFESIONALIDAD DE LOS EQUIPOS DE SEGURIDAD

En esta línea, han sacado pecho destacando el papel “valiente y profesional de los equipos de seguridad y control de accesos de los locales de ocio”. “Los equipos de vigilancia ha actuado con extrema profesionalidad y con una valentía que merece ser destacada”, ha incidido.

El vigilante “no solo atendió con firmeza al auxilio de la clienta sino que sufrió, como ella, una brutal agresión con arma blanca”. Afortunadamente, según fuentes hospitalarias, se está recuperando. Fecalon solicitará constituirse como acción popular, tal y como han desvelado a través de la nota.

Esta agresión mortal es la segunda que se produce este verano en la zona, justo en pleno debate sobre el cierre del frente marítimo que ha propuesto la alcaldesa Ada Colau. Las estadísticas corroboran la percepción que tiene la ciudadanía sobre la criminalidad. Según datos de ofrecidos por los Mossos d’Esquadralos robos con violencia han aumentado un 30% en 2019, hasta los 5.331 casos. Una cifra alarmante que, sin embargo, sigue negando la alcaldesa de la ciudad.