El clima puede estropear un gran día. Este Sant Jordi, las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) han dado en el clavo. Por la mañana, la probabilidad de precipitaciones se situaba en el 80 % en Barcelona. Y así ha sido. Desde primera hora, floristas han improvisado unos toldos con sombrillas y libreros se han apresurado en amontonar los ejemplares expuestos y en cubrirlos con plásticos. Todos cruzan los dedos a la espera de que el tiempo mejore y la lluvia desaparezca.

Los escritores reunidos en el tradicional desayuno de Edicions62 han mirado al cielo gris con preocupación e inquietud ante el inicio de lloviznas que empezaba desluciendo la tradicional Diada. La editora de Columna, Glòria Gasch, se ha mostrado sorprendida por la lluvia: "No recuerdo un Sant Jordi así". Gasch ha evocado otras diadas con lluvias residuales a partir de la tarde, pero no a primera hora de la mañana después de amanecer el cielo con un gris plomizo.

Por su parte, el florista Andreu Navarro ha comentado que el día empieza "un poco parado" y se anima a media mañana, cuando los niños salen de los colegios a pasear por el barrio y ver las tiendas de libros y rosas, y por la tarde empiezan las ventas. "Siempre decimos que estamos muy animados en Sant Jordi porque no llueve nunca y es un día muy bonito de vivir", aunque este año por desgracia ya están cayendo la primeras gotas, aunque su parada está resguardada con un toldo.

CIELOS MÁS DESPEJADOS POR LA TARDE

Pero no está todo perdido. Se espera que las precipitaciones sean en general de poca intensidad, aunque puntualmente pueden ser moderadas, y la previsión es que no dejen grandes cantidades de agua acumulada. Por la tarde se producirá una mejora del clima, con una menor probabilidad de lluvia y cielos más despejados. Asimismo, se espera una temperatura cálida en Barcelona, con una oscilación entre los 15 y los 17 grados. 

Este año, los floristas auguraban un descenso en sus ventas por su proximidad con la Semana Santa mientras que el gremio de libreros pronosticaba un 2 % más en la facturación respecto al año pasado.