Los irreductibles galos de la aldea de Astérix resistían al cerco del ejército romano gracias a la fuerza sobrehumana que les confería la poción mágica del druida Panorámix. Siguiendo el ejemplo, los catalanes no independentistas también han descubierto su propia y efectiva poción mágica que les permite resistir al extenuante asedio del procés -y su ejército de esteladas y lazos amarillos- y salir airosos. Se llama Tabarnia. La fórmula original de Panorámix se perdió en la noche de los tiempos. La del éxito de Tabarnia también es un misterio, pero cinco de sus caras más visibles han revelado a Metrópoli Abierta alguno de los ingredientes secretos.

Paradójicamente, el ingrediente esencial de Tabarnia lo sembraron, regaron y cosecharon los propios separatistas cuando iniciaron su fracasado camino hacia Itaca. Se llama “menosprecio”, explica el portavoz oficial de Tabarnia, Jaume Vives. Y ahora aquella semilla ha germinado y no para de crecer.

Los tabarneses se sentían “frustrados, pisoteados y silenciados”, destaca Vives. Y la perspectiva de poder vivir en una comunidad autónoma española diferenciada de Catalunya (formada por las provincias de Barcelona y Tarragona) ha sido “la gota que ha colmado el vaso” y que ha obrado el milagro de hacerles canalizar toda su frustración y convertirla “en algo ilusionante de la manera más alegre” posible, reconoce el portavoz. Con Tabarnia, los no independentistas han descubierto “que ya no hay ningún motivo para seguir callados, ningún motivo para temer miedo”, explica Vives, quien definió en una entrevista con Metrópoli Abierta,que Tabarnia "es la última bala antes de que nos obliguen a saltar por le precipicio"

EL BUEN HUMOR CURA LA ANGUSTIA

Joan López Alegre, otro de los artífices de Tabarnia y conocido también como el català tranquil, cree que la sal y la pimienta del movimiento tabarnés son a partes iguales “el buen humor y el hartazgo de tanto día histórico de solemnidad impostada” con el que la propaganda independentista les hacía sentirse “secuestrados por una élite política que no tenía nada que ver con ellos”, sostiene López Alegre. El català tranquil define Tabarnia con un eslogan digno de un eficaz medicamento: “Es un soplo de libertad que cura la angustia”.

La distribución del Parlament de Catalunya vista con ojos tabarneses / TABARNIA TODAY
La distribución del Parlament de Catalunya vista con ojos tabarneses / TABARNIA TODAY

El presidente de la Plataforma por Tabarnia, Miguel Martínez, es de los que piensa que la salsa tabarnesa que ha dado tanto relumbrón al guiso es su condición de “espejo en el que se han reflejado las situaciones absurdas que planteaba el separatismo, como el 'dret a decidir' o el 'Espanya ens roba' y que han acabado volviéndose en su contra”. Pero sobre todo la idea de Tabarnia triunfa porque su discurso “es divertido”. “Es curioso, el territorio donde el 21-D perdió el separatismo coincide con el mapa de Tabarnia”, sonríe Martínez. Es lo que pasa cuando "se gobierna para solo una parte de la población” (justo la que no sale en el mapa), como ha hecho el Govern de la Generalitat de Catalunya, asiente el presidente de la plataforma.

Cuando se bucea en la fórmula magistral de Tabarnia se detecta la efervescente presencia de aderezos internacionales, que beben directamente de las aguas de la Clarity Act (Ley de Claridad) canadiense. Y es que no puede obviarse que si la ley que frenó radicalmente el secesionismo de Quebec se aplicara al procés catalán supondría en la práctica, tras un hipotético referéndum de autodeterminación, que los lugares en los que no ganara el secesionismo indepe, seguirían siendo España.

BARCELONA, FUERA DE LA REPÚBLICA

O lo que es lo mismo, se quedarían fuera de la república catalana, palmo o arriba o palmo abajo el territorio ¿inexistente? conocido como Tabarnia, más otros feudos del constitucionalismo como la ciudad de Lleida o la comarca de Aran. “A ningún separatista le interesa que Barcelona se quede fuera de una hipotética república catalana, porque se les acabaría el rollo. Por eso no les gusta la idea de Tabarnia”, asegura Martínez.

De izquierda a derecha, Miguel Martínez, Jaume Vives y Joan López Alegre, tres de los impulsores de la exitosa Tabarnia / EUROPA PRESS
De izquierda a derecha, Martínez, Vives y Joan López Alegre, tres de los impulsores de la exitosa Tabarnia / EUROPA PRESS

Con las cifras por montera, Josep Bou, presidente de la asociación Empresaris de Catalunya, confirma el trasfondo económico que hay detrás de la animadversión que despierta el proyecto entre el independentismo. “Tabarnia supone el 75% del PIB de Catalunya. Existe el déficit fiscal de Catalunya respecto a España, es cierto y es del 5%; pero resulta que el déficit fiscal del área metropolitana de Barcelona respecto al resto de Catalunya es del 26%”, exclama Bou. ¿Catalunya ens roba?

Para el presidente de Empresaris de Catalunya, la clave de bóveda de Tabarnia reside en “la espontaneidad”. “Significa la esperanza frente al independentismo que no deja de perjudicar la economía de Catalunya, aunque el mal ya está hecho”, subraya Bou. Otro de los oligoelementos básicos de la poción mágica tabarnesa es “la contundencia y la claridad” de su mensajes: “Si Catalunya se separa de España, Tabarnia se separa de Catalunya. Es lo que pasa cuando aplicas el cuento ese del derecho a decidir que se han inventado”.

COMUNIDAD AUTÓNOMA CON LA LEGALIDAD EN LA MANO

“Saber que si se proclama otra DUI, Tabarnia pondría constituirse en comunidad autónoma con la legalidad en la mano da mucha fuerza. Y esto es algo irrefutable, aunque el independentismo no lo quiera digerir”, añade el presidente de los empresarios catalanes no indepes.

 

<>
Uno de los videos con los que Tabarnia Today difunde internacionalmente el fenomeno / TABARNIA TODAY

Bou destaca del éxito del movimiento tabarnés “la ilusión”, que se ha constituido en la fuerza de la gravedad que mueve de “forma imparable” a Tabarnia. El director del medio digital Tabarnia Today (la plataforma de Internacionalización del movimiento Tabarnianotambién suscribe que la ilusión está (sí o sí) en la masa madre que convertirá en “imparable” al movimiento cívico que ultima los preparativos para su primera manifestación, que en un principio estaba prevista para el próximo 25 de febrero, pero que ha sido aplazada para no coincidir con el Mobile World Congress y perjudicar a la ciudad. Este periodista, que prefiere mantener el anonimato porque considera que el noticiario en realidad lo dirige “el sentido común”, aduce que la propuesta de Tabarnia ha sido recibida por aclamación porque “era una necesidad de la sociedad, una necesidad para todas esas personas que no querían seguir más en silencio y que han dicho que se acabó”.

Y una vez se tienen todos los ingredientes de la fórmula se meten con cuidado en la marmita de Panorámix “con muy buen rollo, eso siempre”, recuerda el director del Tabarnia Today y se bebe con moderación. El efecto es inmediato.