La parroquia de Santa Anna, al lado de Portal del Ángel, es un emblema de la ayuda a los sintecho en Barcelona. Durante le invierno, abre sus puertas por las noches para ofrecer cobijo a las personas que duermen al raso. A partir de ahora, cuando acudan a la iglesia se encontrarán en la puerta una escultura de Jesús representado como sintecho.

El párroco Peio Sánchez ha bendecido este lunes la escultura, que representa a Jesús durmiendo en un banco delante de la parroquia de Santa Anna. Bautizada como 'Jesús homeless' por su autor, el escultor canadiense Timothy Schmalzde, simboliza a las personas que no tienen casa.

"Es una imagen significativa de nuestra iglesia que está abierta a cualquier persona que necesite un techo y representa la presencia de Jesús entre nosotros, al que en la estatua solo se le ven los pies, pero basta mirar a cualquier persona que esté durmiendo en la calle para ver su rostro", ha dicho el párroco de la iglesia, el padre Peio.

DENUNCIA SOCIAL

La estatua forma parte de un proyecto en el que participan otras ciudades y a través del cual se pretende visibilizar con estatuas de Jesús representado como sintecho para denunciar la situación de "todos los hermanos que duermen en la calle", ha señalado el director de cine y teatro, Paco Arango, que es quien ha donado la obra a la iglesia.

"En muchas ciudades no dejan a las personas sin hogar sentarse o dormir en los bancos, esta estatua representa la voluntad de que todos nos podamos sentar en los mismos bancos", ha añadido el padre Ángel, párroco de la iglesia de San Antón en Madrid y fundador de la ONG Mensajeros por la Paz, quien también ha participado en la inauguración de la escultura.

En 2018, en las calles de Barcelona fallecieron 46 personas sintecho y entidades que trabajan con esta problemática han denunciado que se ha producido un efecto llamada que ha atraído a la ciudad a un mayor número de personas sin hogar en los últimos años.